Futuros científicos españoles


Ayer, en una ceremonia presidida por el ministro de Educación, D. Ángel Gabilondo, se entregaron los Premios Empresariales de la Olimpiada Química, que organiza el Foro Permanente Química y Sociedad. Se trata de un reconocimiento a los cuatro ganadores de la última Olimpiada Nacional de Química, que obtienen un compromiso de empleo de cuatro grandes multinacionales del sector químico. Siempre es gratificante compartir unos momentos con jóvenes como los premiados, que tienen una gran preparación académica y excelentes cualidades humanas. Si se les brinda las oportunidades adecuadas, harán que este país sea mucho más avanzado. ¿Tendrán las oportunidades o suf uturo estará sometido a los vaivenes políticos y sociales del momento?


Los cuatrogalardonados y las empresas patrocinadoras son:

David Rodríguez San Miguel, de Madrid,que ha recibido la oferta laboral de DOW Chemical. David está estudiandoQuímica en la Universidad Autónoma de Madrid.

María Ángeles García Ferrero, de León,que ha recibido la oferta laboral de BAYER. María Ángeles está estudiandoFísica en la Universidad de Valladolid.

Luca Scheneller-Pavelescu, de Alicante,que ha recibido la oferta laboral de BASF. Luca está estudiando Medicina en laUniversidad Miguel Hernández.

Sergio Pérez Conesa, de Sevilla, que harecibido la oferta laboral de BRENNTAG. Sergio está estudiando Química en laUniversidad de Sevilla.

Desde este blogquiero felicitar a los galardonados y a sus compañeros de las fases finalesnacionales de las olimpiadas científicas (matemáticas, física, química y biología); que forman una generación con mucho potencial.

Desde misituación de científico de la Química y con especial interés en temaseducativos y de divulgación científica, quisiera hacer unas reflexiones sobrelo que entiendo debería ser la formación de los futuros profesionales de laciencia, particularmente de la Química.

¿Cuándo empiezala carrera científica? Realmente no hay un momento definido para este comienzo;pero, en mi opinión, es en el momento en el que empiezan a surgir lasvocaciones y cuando los adolescentes empiezan a imaginarse, de manera realista,qué “van a ser cuando sean mayores”, y esto ocurre en la enseñanza secundariaobligatoria.

Para estimularadecuadamente las vocaciones científicas, son necesarias varios requisitos. Enprimer lugar, necesitamos un número adecuado de horas lectivas de materias científicas en ESO ybachillerato; y esta situación debería estar recogida en una ley de educaciónestable, que no estuviese sometida al vaivén de los cambios de gobierno. Estepaís dará un paso gigantesco hacia la modernidad cuando tengamos un pacto porla educación aceptado por los partidos nacionales y autonómicos.

Por otro lado, aedades tempranas, la influencia del profesor es enorme. Necesitamos maestrosmotivados capaces de transmitir al alumno su amor por la materia que estánenseñando. El profesor tiene que transmitir al alumno que la ciencia que estáenseñando es la que hace mover el mundo. En el caso de la Química, esto esbastante fácil, pues todo lo que nos rodea, todo lo que usamos a diario,nosotros mismos, es Química y se puede transmitir que la Química nosproporciona todas las comodidades de nuestra vida moderna.

¿Cómo seimaginan los jóvenes a los científicos? La imagen más común es la de unapersona manipulando sustancias o aparatos en un laboratorio; lo que la mayoríade las veces es divertido y estimulante. Por eso, para motivar adecuadamente anuestros jóvenes para las carreras científicas, es necesario un mayor número deprácticas de laboratorio en ESO y bachillerato.

En todo esteproceso de formación de jóvenes estudiantes y del despertar de vocacionescientíficas es importante que nosotros, los profesionales de la Química, y lasorganizaciones a la que pertenecemos colaboremos en todo lo posible en esta tarea.

Hay que confiarque la etapa universitaria se vea reforzada por la puesta en marcha del “Espacio Europeo de Educación Superior”, elconocido popularmente como “Plan Bolonia”. Espero que nuestros jóvenes salgancon una preparación universitaria equiparable a los países de nuestro entorno yque les haga competir en igualdad de condiciones profesionales. Desde el puntode vista científico, espero que los futuros químicos salgan de lasuniversidades con una formación práctica adecuada: es decir, más laboratoriosconstructivos y menos teoría. También sería deseable que los estudiantesestudien para aprender y no solo para aprobar. ¡Que nuestros jóvenes seanconscientes de que el aprendizaje es uno de los mayores placeres del serhumano!

Una vez acabadala carrera, los químicos tenemos muchas alternativas laborales. Podemosdedicarnos a la docencia a diversos niveles, consultoría, periodismocientífico, divulgación científica, propiedad industrial, trabajos delaboratorio de diversas índoles, e investigación científica; que es la facetaque mejor conozco y sobre la que quisiera hacer unos breves comentarios.

El primer pasoen una carrera científica es realizar una tesis doctoral. Hay factores fundamentales a la hora de decidirse a dar este paso. Es muy importante laelección adecuada del tema de trabajo y el lugar dónde realizarlo.Actualmente no hay que preocuparse demasiado por la cuantía dela beca, pues las becas-contratos oficiales tienen una dotación económicaadecuada y derechos laborales dignos. Pediría a las autoridades (Ministerio deeducación, CCAA, CSIC, etc.) que aumenten el número de becas para realizar latesis doctoral. De esta manera podríamos acercarnos al número de científicosnecesarios para colocar a España a la altura de los países de nuestro entorno.Esta cifra se estima en 50000 nuevos científicos, pero estamos muy lejos dealcanzarlos.

Bernardo Herradón (herradon@iqog.csic.es)

3 respuestas en “Futuros científicos españoles

  1. jal

    Enhorabuena a los premiados. Al final, me tendré que presentar a una olimpiada científica a ver si por ahí me va algo mejor…

    Un abrazo

  2. Miguel San Martín

    Dices:

    ¡Que nuestros jóvenes sean conscientes de que el aprendizaje es uno de los mayores placeres del ser humano!

    Ojalá pudiéramos hacerles ver que esto es muy cierto, pero los jóvenes tienen hoy tantos motivos de distracción y pérdida de tiempo, y de algo más…

  3. Bernardo Herradn

    Estimado Miguel,

    Se dice que "ser joven y sensato son incompatibles". Pero no perdamos la esperanza y los que podamos hacer algo por ayudarles a sacar partido de su potencial, lo tenemos que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *