Importante Congreso sobre Estereoquímica

46th EUCHEM CONFERENCE ON STEREOCHEMISTRY: THE BÜRGENSTOCK CONFERENCE

Dra. Mª Paz Muñoz

 

Este año he tenido la inmensa suerte de poder asistir a la 46 edición de la Conferencia EUCHEM sobre Estereoquímica, más conocida con el nombre de la Conferencia Bürgenstock (http://www.stereochemistry-buergenstock.ch), con una de las 16 becas JSP (Junior Scientist Participation Program) otorgadas por el comité organizador. Bernardo me ha pedido que os cuente mi experiencia allí para dar más a conocer este fantástico congreso, y como ha sido tan positiva, he accedido a su petición, por supuesto con el consentimiento del presidente de este año.

Esta Conferencia tiene una tradición y unas reglas básicas que no han sido modificadas desde su primera edición, y que hacen que sea algo muy especial. La conferencia está limitada a 120 participantes y se tiene que dar en una localización que favorezca una atmósfera donde los participantes puedan interaccionar de manera relajada. Además nada está escrito o publicado, no se pueden hacer fotografías durante las conferencias plenarias, y la información presentada no se puede usar en otro sitio sin la aprovación del conferenciante.

Hasta hace tres años, la localización era el pueblo de Bürgenstock (de ahí el nombre de la conferencia), sin embargo, desde hace tres años, se ha llevado a cabo en el Seehotel Waldstätterhof en Brunnen (http://www.waldstaetterhof.ch/index.cfm?lang=E), debido a reformas en el hotel en Bürgenstock.

Aunque a los más jóvenes nos alojaron en un hotel cercano más modesto, todas las conferencias y eventos importantes del congreso se llevaron a cabo en este magnífico hotel de cinco estrellas, en el que además de tratarnos de manera excepcional, tuvieron el detalle de unirse al Año Internacional de la Química, poniendo a nuestra disposición toda una colección de vasitos de leche de plástico con las tapas decoradas con compuestos químicos a las horas del café, lo que dio lugar a todo tipo de anécdotas, e incluso intercambios entre coleccionistas.

 

Otra de las peculiaridades de esta conferencia es que los participantes tienen que atender toda la semana completa sin saber de antemano nada sobre la conferencia; todo es secreto (el programa, los conferenciantes, los participantes, los resúmenes de las sesiones de pósters, …), y nada se revela hasta el momento de la llegada a la sesión inaugural del domingo por la noche. De hecho una de las frases que mas se oyen durante la semana, en tono de broma, pero con un fondo más o menos serio, es: “I can not tell you or I will have to kill you”. Pero de eso se trata, esta conferencia es de tan alto prestigio, que aunque no sepas el programa, estás seguro de que va a ser excepcional, y sólo por eso ya vas a querer asistir.

El formato de la conferencia también es especial. El comité organizador (que no ha cambiado desde los inicios y compuesto por: Donald Hilvert (ETH Zurich), Jérome Lacour (University of Geneva), Reto Naef (F. Novartis Pharma AG, Basel), Philippe Renaud (University of Bern), Jay Siegel (University of Zurich), y Helma Wennemers (University of Basel)), junto con el presidente (el vicepresidente en la edición anterior (este año el Prof. Jeremy Sanders, de la University of Cambridge, UK), escogen a los participantes de manera que haya un balance entre científicos juniors y senior, entre industria y academia, y con representantes de diversos países Europeos, y de casi todas las editoriales de revistas científicas.

Además los conferenciantes son elegidos cuidadosamente basándose en su conocida habilidad para contribuir al tema de la conferencia: Estereoquímica. Sin embargo, el término de Estereoquímica, como dijo el presidente de esta edición en la cena inaugural, se ha re-interpretado con el paso de los años de una manera muy abierta y multidisciplinar, lo que da pie a que la diversidad de temas durante la semana sea posible, incluyendo química orgánica y organometálica, química-física orgánica, catálisis, química supramolecular o bioquímica.

Tradicionalmente la misión del vicepresidente (este año el Prof. Andreas Pfaltz, de la University of Basel) es “encargarse de que haga buen tiempo” para que los participantes puedan disfrutar del tiempo libre haciendo excursiones por la zona, o simplemente charlando sobre química o cualquier otro tema en la fantástica terraza del hotel al pie del lago Lucerna. Y es que sí, hay tiempo libre, ya que la conferencia está organizada en dos sesiones formales al día: una por la mañana con dos charlas de una hora seguidas de discusiones de hasta media hora, con turnos de hasta 20 preguntas en algunos casos, con la posibilidad de seguir la discusión durante la fantástica comida servida en el hotel y toda la tarde libre hasta la hora de la cena (18:30); y otra sesión después de la cena con el mismo formato y la subsiguiente discusión en el bar hasta altas horas de la noche.

La función de los moderadores es también importante, y la atmósfera distendida se dejó ver en todas las sesiones con bromas sobre si los moderadores debían o no llevar corbata, o si era mejor tener una típica navaja suiza o simplemente llevar un sacacorchos en el bolsillo. Las conferencias de las mañanas se agrupan normalmente en un tema común, sobre el que el moderador hace una “breve” introducción, antes de presentar a los conferenciantes.

Este año el programa ha sido como era de esperar excepcional y muy variado, cubriendo todas las áreas, desde secuenciación o reprogramación del código genético, a síntesis de productos naturales, reacciones de activación de enlaces C-H catalizadas por paladio, a la química supramolecular.

La conferencia inaugural del domingo por la noche la impartió el Prof. Shankar Balasubramanian de la University of Cambridge, UK (http://www-shankar.ch.cam.ac.uk/), con el título: “Sequencing Nucleic Acids: A Passage from Chemistry to Science and Medicine”. Una conferencia apasionante y perfecta para la inauguración, que desató una larga discusión sobre las implicaciones sociales de la secuencia del genoma humano.

El lunes por la mañana Prof. Karl Gademann de la University of Basel (http://www.chemie.unibas.ch/~gademann/) (“Controlling biological processes with spatial and temporal control by synthesic natural products”) y Prof. Mohammad Movassaghi del MIT (http://web.mit.edu/movassag/www/) (“Complex Alkaloid Total Synthesis”) nos dieron una clase magistral sobre síntesis total de productos naturales y de sus aplicaciones en diversos campos.

El lunes por la noche Prof. Alanna Shepartz de la Yale University (http://www.schepartzlab.yale.edu/), definida en la presentación como “risk taker person”, habló de la síntesis y aplicaciones de los b-péptidos en una charla titulada: “Exploring sophisticated protein function with small molecules”.

El martes por la mañana la sesión tuvo que ver con el diseño y la síntesis y aplicaciones de nuevas estructuras basadas en proteinas no naturales, primero con la fascinante conferencia del Prof. Jason Chin del Medical Research Council en Cambridge, UK (http://www2.mrc-lmb.cam.ac.uk/group-leaders/a-to-g/j-chin), titulada: “Reprogramming the genetic code”, y después con la del Prof. John A. Robinson de la University of Zurich (http://www.oci.uzh.ch/group.pages/robinson/index.html), titulada: “Protein Epitope Mimetics-Applications as Anti-Infectives”.

La conferencia del martes por la noche la impartió el Prof. Scott Miller de la Yale University (http://www.yale.edu/millerlab/sjm.html), con el título: “Natural Products, Synthetic Catalysis and Unnatural Products”, en la que habló de síntesis usando “small enzyme mimics”, como aminoácidos y péptidos, como catalizadores, y con la Vancomicina como fondo de todos sus proyectos, y que dio lugar a una de las discusiones más largas de todo el congreso.

El miércoles fue mi día especial, ya que sólo tuvimos la sesión de la mañana, dominada por las reacciones de activación C-H catalizadas por paladio. Primero con la apasionada Prof. Melanie Sanford (University of Michigan, http://www.umich.edu/~mssgroup/index.html) y sus ciclos catalíticos de Pd(II)-Pd(IV) (“New Palladium Catalyzed Reactions: mechanisms and applications in organic synthesis”), y después con el divertido torbellino Prof. Jin-Quan Yu del Scripps Research Institute (http://www.scripps.edu/chem/yu/), y sus ciclos de Pd(0)/Pd(II) para la selectiva activación C-H usando coordinación débil y aceleración por ligandos. Una interesante discusión sobre cuestiones de entropía/entalpía surgió en la sesión de debate entre los dos conferenciantes de la mañana, que continuó durante toda la conferencia, e incluso en el tren de vuelta al aeropuerto de Zurich, que tuve al placer de compartir con ambos.

Y digo que el miércoles fue mi día especial, no sólo porque como química organometálica que soy, fue el día que más me entusiasme con las charlas, si no porque esa tarde, en lugar de la sesión nocturna tuvimos un concierto de música de cámara, que también me emociona, en la que pudimos disfrutar de un cuarteto suizo de dos violines, viola y chelo, que nos deleitaron con el programa elegido por el presidente, y que constaba de 3 partes: una primera parte de música de Mozart, la segunda con una original pieza de Ernest Bloch, compositor suizo, y como no podía ser de otra manera, y más en el Año Internacional de la Química, la pieza final fue del químico y también compositor Alexander Borodin, uno de los descubridores de la reacción aldólica, entre otra cosas.

El jueves por la mañana, el tema central fue el ADN empleado como “building block” o “molecular scaffold” para su uso como interruptores moleculares o biosensores de pH, con la charla de la Dra. Yamura Krishnan (National Center for BiologicalSciences, Bangalore, India, http://www.ncbs.res.in/node/213) (“Molecular DNA devices in Living Systems”), y después para la formación de estructuras supramoleculares con capacidad de encapsular o transportar medicamentos en organismos vivos, en una conferencia trepidante por la Prof. Hanadi Sleiman de la McGill University en Canadá (http://www.hanadisleiman.com/) con título: “Dynamic Three-Dimensional DNA Structures: Loading and Selective Release of cargo for Biological and Materials Applications”, y llena de animaciones y de estructuras que, al menos a mi, me dejaron con la boca abierta.

El jueves por la noche la temática del día dio un giro con la charla del Prof. Marcel Mayor de la University of Basel (http://www.chemie.unibas.ch/~mayor/), con el título: “Tailor-made molecules in phisycal experiments – a bottom-up approach to nanotechnology”, donde hizo constar la importancia de la química como una ciencia entre varias disciplinas, y la cantidad de espacio que queda por investigar entre las ramas del árbol de la ciencia que ligan unas disciplinas con otras.

Esa noche, y antes de la conferencia, fui a cenar la típica Fondue Suiza con otros participantes del congreso a un pequeño restaurante de Brunnen. No puedo dejar de mencionar la fascinante conversación que surgió durante la cena sobre ciencia y religión, liderada por el Prof. Fraser Fleming de la Duquesne University, Pittsburg, USA (http://www.scienceresearch.duq.edu/chem/chemfac/ffleming/), un hombre bendecido (según sus propias palabras) y un apasionado del tema que nos envolvió a unos cuantos comensales en sus creencias cristianas y su compatibilidad con las teorías científicas…simplemente fascinante…

En la última sesión del viernes por la mañana, el moderador no pudo encontrar un tema común, a parte de la brillantez de los dos conferenciantes, y la similitud de sus apellidos. En esta última sesión, el Prof. Wilhelm Huck de la Radbound University Nijmegen (http://www.ru.nl/physicalorganicchemistry/), nos asombró con sus reacciones en micro-gotas en microfluidos en su charla titulada: “Picoliter droplets to mimic the Chemicals environment within the cells”. Para terminar el congreso, el Porf. Ivan Huc de la Université de Bordeaux-CNRS (http://www.iecb.u-bordeaux.fr/teams/HUC/), nos habló de foldámeros, arquitecturas moleculares con una gran tendencia a adoptar una conformación compacta específica, y sus aplicaciones en reconocimiento molecular, control del movimiento molecular, propiedades biológicas, etc. Una fascinante charla para terminar la 46 edición de la Conferencia Bürgenstock 2011.

Sólo me queda comentar las intensas sesiones de pósters (40 pósters en total) que tuvieron lugar el lunes y el jueves y que duraron hasta la hora de la cena. Ambas sesiones fueron precedidas por una sesión de 5 charlas cortas seleccionadas por el comité organizador como “appetizers” de la sesión de póster, el lunes las charlas fueron de JSP fellows, y el jueves de científicos más establecidos que también presentaban pósters.

Yo tuve la suerte de ser elegida para una de estas charlas como JSP, y no puedo expresar la impresión de estar en el escenario, delante de 119 personas, y con grandes figuras de la química presentes, para escuchar una presentación de 8 minutos máximo, en la que si te pasas de tiempo, la atemorizadora Helma Wennemers hace sonar uno de esos juguetes que cuando les das la vuelta mugen en el micrófono. Afortunadamente, yo era la cuarta de la primera sesión, y después de oír la vaca suiza mugir al primero de los conferenciantes, ninguno de los que fuimos después usamos nuestros 8 minutos. Yo creo que mi charla, preparada para durar 7 minutos con 20 segundos, duró en realidad menos de 5!

Creo que con todo lo que os he contado os podéis hacer una idea de lo fantástica que es esta conferencia, donde el ambiente es de verdad relajado y se puede hablar con todo el mundo de química, por supuesto, pero también de otras cosas. Es un de las mejores conferencias para escuchar fantástica química de todas las áreas y sobre todo para el “networking”, y os puedo asegurar que a mí me ha servido para conocer a grandes personas y a fantásticos químicos.

Por supuesto que la recomiendo a todo el mundo, tanto senior como jóvenes investigadores en busca de inspiración y buenas conversaciones acompañadas de una café, una buena cerveza o un “no tan buen” vaso de vino (lo siento, pero el vino suizo es terrible!) en el paradisíaco escenario del lago Lucerna.

Remitido por:

Mª Paz Muñoz

IQOG-CSIC

paz.munoz@iqog.csic.es

2 respuestas en “Importante Congreso sobre Estereoquímica

  1. Pingback: URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *