Conmemoración científica del día: Volta y el comienzo de la era moderna de la electricidad

El 18 de febrero de 1745 nació Alessandro Volta (1745-1827). Físico italiano, cuyo principal aportación fue la construcción del primer dispositivo que permitía la conversión de la energía química en electricidad, inventando la pila voltaica, precursor de las modernas pilas y baterías. La presentación de la primera pila se hizo en 1800.

Volta

Unos años antes, Luigi Galvani (1737-1798) propuso la existencia de una “electricidad animal”, cuando observó que las patas de una rana muerta se movían cuando se conectaban a un cable eléctrico. Volta no se creyó las conclusiones de estos experimentos y pensó que la rana era un simple transmisor de electricidad, lo que le llevó a diseñar distintos dispositivos en los que apilaba (de ahí el nombre de pila) discos de dos metales distintos separados por un paño empapado en ácido sulfúrico o salmuera. De esta manera, comprobó que se producía electricidad. En terminología moderna, los discos metálicos son los electrodos y el ácido sulfúrico o la salmuera es el electrolito.

Pila Volta

A partir de estos resultados se empezó a usar las pilas voltaicas para el proceso inverso, es decir, llevar a cabo reacciones químicas usando la electricidad; investigaciones en las que debemos destacar a Davy (1778-1829) y su discípulo Faraday (1791-1967), ambos de la Royal Institution (el auditorio se muestra en la imagen siguiente, junto a Volta, Davy y Faraday). Con estas investigaciones se mostró, de manera inequívoca, la relación entre materia y electricidad… ¡Muchos antes del descubrimiento del electrón!

Volta_Davy_Faraday_RI_Vertical

Aparte de sus investigaciones en electricidad, Volta también investigó las propiedades de gases, siendo el descubridor del metano. Por el invento de la pila (que puedes ver en la imagen), Volta sería nombrado conde por Napoleón en 1810.

Google le ha dedicado su doodle de hoy a Volta.

alessandro-voltas-270th-birthday-5398960088809472-hp

Bernardo Herradón (@quimicaSociedad)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *