Archivos de la categoría: Cultura científica

Química y literatura

La literatura, como la química, provoca reacciones y cambios en la materia. Materia que no es otra que la del lector o la lectora que, a través de las palabras –vendrían a ser los catalizadores-, experimenta transformaciones de naturaleza más sutil, compleja e imprevisible que la mera concatenación de reacciones químicas. A su vez, la química se nutre de metáforas y recursos literarios cuando intenta exponer su relato científico, cuando narra los hitos históricos, presenta sus personajes más relevantes o nos describe su espacio emblemático, el laboratorio. Pero, ¿qué pasa cuando es la literatura la que nos cuenta los descubrimientos, sus aplicaciones en la industria o la que sale en auxilio del químico que ha visto el horror? Elementos de química en la literatura quiere hacer sentir algunas de las voces que nos han hablado de química desde el ámbito literario. El ciclo de charlas se organiza como parte del certamen Inspiraciencia y tendrá lugar en distintas ciudades.

Más información.

La información de las dos conferencias en Madrid se pueden ver en los siguientes carteles.

Continuar leyendo

¿Por qué la ciencia es necesaria?

Hay una actividad humana que causa todo esto:

1) Nos proporciona una vida más larga.

2) Hace que la vida sea más saludable. Monitoriza nuestra salud. Proporciona medicinas que curan nuestras enfermedades, piezas de recambio para nuestro cuerpo, palia dolores y achaques.

3) Nos suministra agua que podemos beber, usar para nuestra higiene o regar nuestras plantaciones.

4) Nos ayuda a tener más y mejores alimentos.

5) Cuida de nuestro ganado y animales de compañía, lo que se refleja en nuestra alimentación y en nuestro ocio.

6) Nos proporciona energía para todo. Lo que implica que no pasamos frío en invierno, ni calor en verano. Permite iluminar nuestras viviendas, lugares de trabajo, o conseguir decoraciones espectaculares. Hace que multitud de aparatos funcionen con corriente eléctrica (un vector energético). Nos permite transportarnos en una variedad de vehículos. Con la energía en forma de calor somos capaces de crear obras de arte (por ejemplo, la cerámica) o instrumentos útiles (por ejemplo, utensilios del hogar). Los electrodomésticos facilitan las tareas del hogar. E infinidad de aplicaciones más que hacen nuestra vida mucho más confortable.

7) Hace que nuestras ropas y sus colores sean más resistentes y atractivos. Mejora nuestro aspecto con perfumes, productos de higiene y de cosmética. Contribuye en la limpieza del hogar y de nuestros utensilios. Ayuda a mantener frescos nuestros alimentos. Prácticamente nos proporciona todos los artículos que usamos a diario.

8) Facilita nuestro ocio proporcionando materiales con los que podemos hacer deporte, practicar la jardinería, nos permite leer intersantes obras literarias o cartas de amor; escuchar música, ver la televisión y multitud de actividades con las que lo pasamos bien.

9) Nos permite estar a la última en tecnología: el ordenador más potente y ligero; el móvil más ligero, con la batería más duradera y las máximas aplicaciones; el sistema más moderno de iluminación que permite, además, ahorrar energía; el medio de transporte adecuado que contamine poco, con alta eficiencia y eficacia; el material con el que los deportistas de élite baten marcas y conquistan títulos; y muchas aplicaciones más.

10) Finalmente, y no menos importante, alimenta nuestro espíritu.

La respuesta a la pregunta sólo puede ser una: la CIENCIA.

Continuar leyendo

La Química: la ciencia de lo cotidiano y de las interacciones electromagnéticas

Originalmente solo existía una Ciencia Natural, que se denominaba . Con la adquisición de nuevos conocimientos, ésta se dividió en diversas ramas, dando lugar a las cuatro ciencias naturales clásicas: Física, Química, Biología y Geología. Desarrollos posteriores de las Ciencias Naturales clásicas dieron lugar a nuevas especialidades [Bioquímica, Biofísica, Geoquímica, Geofísica, Físicoquímica (o Química Física), Paleontología] como híbridos de las anteriores. Desde hace unos años, la especialización se está acentuando llegando a lo que considero tercera y cuarta generaciones de Ciencias naturales.

Diapositiva1 Continuar leyendo

Premio en Didáctica/Historia de la Ciencia

El Grupo de Didáctica e Historia de la Física y la Química de las Reales Sociedades Españolas de Física y de Química convoca la 5ª Edición del PremioSALVADOR SENENT”, patrocinado por el Foro de Industria Nuclear Española, consistente en 800 € y un diploma acreditativo.

Se podrá presentar cualquier trabajo científico inédito especializado, de revisión o de carácter divulgativo, que esté relacionado con la Didáctica o con la Historia de la Física o de la Química, valorándose su rigurosidad y originalidad.

Los trabajos se presentarán siguiendo un formato acorde a las normas de publicación de la Revista Anales de Química, y que se recogen en esta  dirección Web.

Los trabajos deben remitirse, antes del 30 de marzo de 2015, por correo electrónico a cualquiera de las siguientes direcciones:

mmartins@edu.ucm.es o gabriel.pinto@upm.es

También puede enviarse por correo ordinario a la dirección:

Grupo de Didáctica e Historia de la Física y la Química,
Real Sociedad Española de de Química, Facultad de Química,
Universidad Complutense de Madrid, 28040 Madrid

 

RSEQ_RSEF

El Premio se entregará en la XXXV Bienal de Química que tendrá lugar en 2015 en La Coruña.

Remitido por:
GE de Didáctica e Historia de la Física y la Química

La semana de la ciencia: La piedra Rosetta de la bioquímica

A continuación se informa de algunas actividades de la Semana de la Ciencia que se celebran en la UCM durante la Semana de la Ciencia (sólo quedan plazas para la segunda actividad: la piedra Rosetta de la bioquímica).

Se puede encontrar información adicional en:
http://www.madrimasd.org/semanaciencia/2014/actividades/MostrarActividad.aspx?id=11311
http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_2554813_1.html
http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_2554952_1.html
https://www.flickr.com/photos/104236056@N06/sets/72157637696924354/

 
Remitido por.
Álvaro Martínez del Pozo
UCM

La alimentación y la cocina en la Semana de la Ciencia

Esta tarde continuamos con nuestars actividades en la Semana de la Ciencia con una jornada en la que vamos a combinar la ciencia con la comida. Será en Coslada (ver cartel con los detalles de la actividad) a partir de las 19:00.

Junto a José Antonio López Guerrero y Miguel Herrero desmontaremos algunas de las actitudes  pseudocientíficas frente a las vacunas, los transgénicos y la alimentación.

Aprovecharé mi intervención (se muestra la diapositiva inicial) para exponer algunos de los fundamentos científicos de la alimentación y la cocina, explicando los fundamentos científicos que usan los grandes chefs.

¡Os espamos en Coslada!

 

 

 

Bernardo Herradón (@QuimicaSociedad)
Director del curso de divulgación Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad

 

La “incultura científica” en los medios de comunicación

Miren esta imagen:

Me llama la atención el titular de la noticia.
Las posibillidades nunca pueden ser bajas (ni altas). O son (es decir, es posible) o no lo son (es imposible).

Leyendo la noticia, me doy cuenta de que el responsable de este batacazo científico es el redactor de la noticia. Pues la sra. Barcina ha hablado de probabilades, que ahí si es posible que sean altas, bajas, del 0% o del 100% (y, por supuesto, cualquier valor intermedio).

Escribir esta barbaridad científica es como escribir “haber” sin “h” y con “v” (no lo escribo, pues me haría daño a los ojos).
¿Consitiríamos esta patada a nuestro idioma? ¿Por qué consentimos patadas a los conceptos científicos más elementales?

Si el periodista no sabe, que pregunte.

Bernardo Herradón (@QuimicaSociedad)
Director del Curso de Divulgación
Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad

Investigar y divulgar

A continuación se reproduce una entrevista realizada por Mónica Lara, de la VA de Cultura Científica del CSIC, para la sección Hablan los científicos. En la larga entrevista reflexiono sobre la situación del país, los políticos, la ciencia, la cultura científica, la educaión y los medios de comunicación.

¿Qué os parece? Espero muchos comentarios.

 

El titular elegido por Mónica fue:

‘Creo que la gente no está convencida de que el motor de la economía es la ciencia’

A sus 55 años, Bernardo Herradón asegura que su objetivo no es ni acumular publicaciones ni ganar el premio Nobel. Prefiere, dice, contribuir a que “más jóvenes se dediquen a la ciencia” y se siente orgulloso de que los que han realizado la tesis doctoral con él hayan seguido en la investigación. Este científico divide su tiempo entre el laboratorio del Instituto de Química Orgánica (CSIC), donde últimamente investiga un método para obtener grafeno, y la divulgación de la ciencia. Actualiza sus blogs, da charlas, organiza cursos, participa en programas de radio y escribe libros como Los avances de la química, de la colección ‘¿Qué sabemos de?’ (CSIC-Catarata). Con tanta ocupación, Herradón admite que tiene algún que otro artículo a la espera de ser publicado. Pero no le da demasiada importancia porque sostiene que hay “un boom inflacionario de publicaciones científicas”. En cambio, lamenta que la sociedad española sea “científicamente inculta” y el desprecio de los gobiernos por la ciencia. “Aquí los políticos son muy cortoplacistas, viven de elección en elección y no hacen una apuesta a largo plazo”, afirma.

Eres autor de varios blogs, organizas un curso de divulgación de la química, das charlas… ¿Otorgas un papel muy importante a la divulgación dentro de la carrera científica?

Sí, es fundamental. Un investigador que no se involucre en tareas que tengan que ver con la cultura científica, no es un investigador completo. La investigación tiene varias facetas: publicar en revistas científicas, formar jóvenes investigadores, conseguir financiación para investigar y también transmitir a la sociedad los avances científicos, tanto los que has hecho tú como otros.

¿Y cualquier investigador sirve para divulgar la ciencia?

Cualquier investigador debería servir para divulgar. Cuando un colega dice que no sirve, es que no ha hecho el esfuerzo para ello. A mí me gusta decir siempre una frase que se atribuye a Einstein, aunque también se ha puesto en boca del matemático Henri Poincaré. Dice algo así: “Si no eres capaz de explicarle a tu abuela lo que estás haciendo, es que no has entendido tu propia investigación”. Un investigador tiene que saber explicar a cualquiera, con palabras sencillas y claras, conocimientos muy abstractos.

Lo dices con mucha rotundidad.

Sí, y cada vez más porque me voy dando cuenta de que se puede explicar cualquier cosa. Por ejemplo, el bosón de Higgs se puede explicar sin recurrir a ninguna fórmula matemática. Yo mismo, que soy químico orgánico, soy capaz de explicarlo; aunque obviamente físicos teóricos y excelentes divulgadores, como Alberto Casas o Teresa Rodrigo, lo harán inteligible para cualquiera.

Y eso que eres químico, y no físico…

Por desgracia, a menudo algunos colegas saben mucho de su área y no tienen ninguna cultura científica al margen. También me he encontrado con gente que no se dedica a la ciencia y que tiene una gran cultura científica que les hace capaces de explicar este tipo de cosas.

¿Es muy frecuente la figura del científico aislado, que vive en su torre de marfil y de espaldas a la sociedad o a otros campos del conocimiento?

A mí me gusta decir que el científico es ciudadano y además, sin que se vea en esto arrogancia, creo que el científico tendría que ser un líder de opinión en la sociedad, porque al fin y al cabo la ciencia está detrás de casi todo. Cuando se habla de los presupuestos, detrás están las matemáticas. Si vamos a cuestiones como el problema energético, nos encontramos con problemas como la escasez de combustible o los recientes en el almacén subacuático de gas frente a las costas de Castellón. Si se hubiese consultado a científicos, por ejemplo geólogos, quizá no se habría construido. Pero nunca se les consulta cuál debe ser la política energética. Por ejemplo, el CSIC, como organismo multidisciplinar, debería estar asesorando al gobierno de turno, a nivel local o nacional, sobre aspectos relacionados con la ciencia.

¿Y por qué en la práctica no suele haber equipos de científicos asesorando en políticas públicas?

Porque en España, los gobiernos, sean del color que sean, suelen despreciar la ciencia, no son conscientes de que todo lo que nos rodea es ciencia. En otros países los científicos están mejor considerados, pero aquí los políticos son muy cortoplacistas, viven de elección en elección y no hacen una apuesta a largo plazo. Y luego está la sociedad española, que, por desgracia, en general es científicamente inculta.

Dado que ese déficit de cultura científica no responde a un determinismo, sino que responderá a una serie de causas, ¿cómo crees que se puede cambiar esta situación?

Con paciencia, y vuelvo al tema político. El gran valor de un país es que tenga personas muy formadas, pero eso no es como plantar patatas, sino que hay que tener mucha paciencia, hablarle claro a la sociedad, elaborar una ley de educación que no se esté modificando con cada gobierno… Y luego, dentro de la formación: la ciencia, por su naturaleza, hay que cultivarla día a día. A mí me gusta mucho leer, ir al cine… Pero una cosa alimenta al espíritu y la otra, la ciencia, además de alimentar al espíritu, nos da de comer literalmente. Con un planeta tan superpoblado, ya habría un déficit de alimentos si no fuese por la ciencia; especialmente la química ha contribuido a que nuestros campos sean más productivos. Todo eso lo tiene que saber la gente. Los ciudadanos valoran mucho a los científicos. No hay nadie que nos tenga manía, como sí sucede con los políticos o con los jueces o los periodistas.

Pero ahí está la paradoja, se trata de una de las profesiones más valoradas y sin embargo la sociedad no sabe de ciencia.

Claro. Esta mañana escuchaba en la radio a José Antonio Marina y decía que todo el mundo se queja de la educación, pero luego, en las encuestas, la gente no coloca a la educación como uno de los grandes problemas. Con la ciencia sucede lo mismo. Luego están los medios de comunicación, que generalmente prefieren publicar o difundir una noticia que pueda tener cierto morbo o un buen titular. Por ejemplo, la noticia reciente de que los españoles adultos son muy incultos…

Sí, la relativa al último informe PISA.

Eso es. Pero ¿cuál ha sido la muestra de esa población? Se echa la culpa a la LOGSE y resulta que ninguno de los encuestados estudió con la LOGSE porque eran personas mayores. Esos datos hay que analizarlos bien, no podemos hacer caso del titular. Y sigo con lo que hablábamos antes: la gente considera que la educación es importante pero luego no la coloca entre sus prioridades o como uno de los grandes problemas por los que habría que presionar a los políticos. Yo creo que la gente no está convencida, por mucho que lo digamos los científicos, de que el motor de la economía es la ciencia. ¿Por qué? Por ejemplo, en el CSIC y en España en general hay muchos grupos que están investigando en energía solar, que en un país como el nuestro (por la cantidad de irradiación solar que tenemos) tendría que ser algo prioritario; pues resulta que la política energética hasta hace unos años miraba con buenos ojos los huertos solares, pero luego llega este gobierno y les cobra con carácter retroactivo impuestos. Aquí habría que invertir en energía solar, pero pueden pasar 10 o 15 años hasta que puedas poner en el mercado algo que estás desarrollando en el laboratorio, y en España no tenemos esa paciencia para eso.

Parece que a la hora de superar ese déficit en cultura científica, atribuyes la máxima responsabilidad a los dirigentes políticos.

Todo el mundo es necesario. Por un lado los científicos, que tenemos que dar la cara; por ejemplo, si me llamáis del Área de Cultura Científica del CSIC, os tengo que atender. Pero también los políticos impulsando unas leyes adecuadas, y los medios de comunicación. Y por supuesto el ciudadano. Siempre digo que con quien más hay que trabajar es con los niños. Al final esto es un asunto generacional, no vamos a ser todos cultos científicamente de la noche a la mañana.

¿En qué actividades de divulgación de la ciencia a la sociedad estás involucrado?

Desde el año 2007 debo haber hecho unas 500 actividades. Por ejemplo, he organizado tres veces el curso de divulgación ‘Los avances de la química y su impacto en la sociedad’, tengo dos blog, ‘Química y sociedad’ y ‘Educación química’, la web sobre ‘los avances de la química’ y perfiles en twitter y facebook sobre química. He impartido unas 120 conferencias para colegios y centros culturales… También he sido comisario científico en la exposición ‘Entre moléculas’ del CSIC, he colaborado en el guión de un documental sobre la energía y he escrito unos 30 artículos sobre historia de la ciencia, aspectos relacionados con la química, alguna biografía, etc., además del libro de divulgación Los avances de la química. Colaboro en varios programas de radio y a veces hago alguna colaboración en prensa, generalmente entrevistas. Como me gusta todo, quizá diversifico demasiado.

En actividades como las conferencias o el curso sobre los avances de la química, ¿cuál es la respuesta de los ciudadanos?

Buena. Por ejemplo, la web sobre química tiene muchas visitas y descargas de material didáctico; en las conferencias me he dado cuenta de que, cuanto más pequeño es el sitio, mejor acogida tienen. Recuerdo que en Burgos fueron 400 personas. Mis blogs tienen entre 400.000 y 500.000 visitas al año. La gente suele ser receptiva con lo que estás contando. Por ejemplo, en Ciudad Ciencia di una charla para presentar un libro en la biblioteca de Villena y hubo unas 80 personas. La conferencia duró una hora y las preguntas y comentarios dos horas. A la gente, si le das ciencia, le interesa mucho. Lo que le hace falta a este país es que las televisiones apuesten por la ciencia, porque dentro de los medios es el que más influye. El programa ‘Redes’ últimamente se está desviando de la ciencia. Y un programa que era muy bueno, Tres14, lo suprimieron de la noche a la mañana.

¿Cómo explicarías a un ciudadano que a priori no tenga interés por la ciencia que es beneficioso adquirir conocimiento científico? ¿Puede afectar positivamente a la vida de las personas saber más de ciencia?

Yo creo que sí. Le diría: “mira a tu alrededor y podremos explicar ciencia con cualquier cosa”: a partir de la ropa que llevamos, el jabón y la colonia que usamos, nuestros teléfonos de última generación… Cuando ojeas el periódico -al menos yo- a todo le sacas una vertiente científica.

Eres químico orgánico. ¿Cómo explicarías al ciudadano de a pie en qué consiste o para qué sirve tu trabajo?

Durante muchos años hemos hecho moléculas con las que luego se elaboran medicamentos, productos para cuidar el ganado, para perfumes, etc. También intentábamos que esas moléculas sirvieran para tratar procesos biológicos que pueden tener que ver con enfermedades neurodegenerativas. Mientras, como en investigación básica lo importante no es el final sino el camino, vas profundizando en el conocimiento; de ahí luego pueden surgir cosas sin las cuales no podríamos vivir: el láser, los motores de gasolina, los catalizadores que impiden que salgan gases nocivos por los tubos de escape… Todo surge de la investigación básica. Nunca hay investigación puramente aplicada. Últimamente he pasado a dos temas más prácticos: estamos preparando electrolitos para baterías, con la idea de que puedan servir en un futuro para tener supercondensadores con mucha más capacidad. También estamos trabajando en un método para obtener grafeno, que para muchos será el material del futuro. Pero tienen que pasar años para poder ver esto en el mercado.

Algunos de tus colegas sostienen que vuestra principal actividad es investigar y en segunda instancia divulgar, pero sin descuidar nunca la investigación. ¿Hay tiempo para todo?

Lo cierto es que tengo un montón de resultados sin publicar porque no he tenido tiempo. Pero a nivel global creo que hay un exceso de artículos científicos publicados; en mi área de química orgánica todas las semanas se publican miles que no aportan nada a la ciencia. Cuando me planteo publicar algo, pienso en qué va a aportar. Mi objetivo no es tener 100 o 200 publicaciones, sino aprender y pasármelo bien. No me gusta el copy paste, el estilo de fast publication, y al final se quedan cosas sin publicar, pero son resultados marginales que lo mismo ya se han publicado de manera preliminar. ¿Que podíamos haber duplicado resultados? Sí, pero eso contribuye a ese boom inflacionario de las publicaciones científicas. Sí puedo decir con orgullo que los investigadores que han hecho la tesis doctoral conmigo han seguido en la investigación.

¿Entonces es compatible o no investigar y divulgar?

Al final hay que priorizar. Yo dentro de poco cumpliré 55 años. Un investigador en este país con 55 años que piense que va a ganar el premio Nobel o el Príncipe de Asturias o el Jaime I, que siga investigando y a ver si lo gana. Pero si eres realista y sabes que tu objetivo no va a ser ganar eso, ¿no es más importante para los científicos de mi edad que 10 jóvenes se dediquen a la ciencia que no publicar 10 artículos más? Ahora mismo mi trabajo lo veo más desde el punto de vista de captar personas para la ciencia que para publicar, y sigo manteniendo mi ritmo de 2-4 publicaciones al año, que no puede ser mayor cuando sólo tienes 19 m2 de laboratorio y un grupo de 2-4 personas.

¿Crees que está suficientemente valorada la divulgación o simplemente es algo vocacional, de lo que no se espera nada a cambio?

Debería estar algo valorada, porque no lo está. Solo lo valoran unas pocas personas que también están interesadas en la divulgación. No te lo reconocen ni a nivel oficial ni tus colegas. Hay mucho desprecio por la divulgación en España, y hay mucho científico con mucha incultura científica en cuanto le sacas de su área super especializada. Se da una contradicción: hoy la ciencia es multi e interdisciplinar, pero es simplemente la suma y no la conjunción/interacción de personas que saben hacer distintas cosas. A mí esa ciencia no me gusta mucho.

¿Quieres decir que no concibes la ciencia como una serie de compartimentos estancos sino como algo más integral?

Yo soy químico orgánico pero me gusta toda la química y trabajo en la frontera de lo que es la ciencia de los materiales. Para mí no hay divisiones entre la ciencia. Hoy un científico moderno, de calidad, tiene que saber un poco de todo. Por eso me gustaría que en las universidades españolas se implantase una carrera que se llamara Ciencias, naturales o experimentales, pero que te diera una visión global y que en un segundo ciclo o master cada uno se especializase. Falta un poco esa visión general. Si no lo remediamos, llegaremos al final a eso que se dijo de lo que es el especialista: “sabe todo de nada”.

¿Hasta qué punto es complicado compaginar la vida científica con la vida familiar?

Eso quizá habría que preguntárselo a la familia. A mí me gusta trabajar en casa. Yo intento compatibilizarlo y de momento no he tenido muchos problemas para ello. Mis dos hijos son mayores y ya no hay que llevarles al parque. Eso facilita las cosas.

 

Nota: La entrevista original se puede ver aquí.

 

 

 

Final del XXVII Carnaval de Química

El blog Educación Química ha alojado la XXVII Edición del Carnaval de Química, que ha contado con la participación de 77 posts (más el inicial), lo que ha constituido una agradable experiencia por la cantidad (teniendo en cuenta que han sido meses de verano) y la calidad.

En el blog Educación Química se publicarán resúmenes de los post y un resumen general; de momento, la lista, autores y enlaces a los posts participantes se puede descargar aquí.

El próximo carnaval (el XXVIII, el del níquel) será alojado en el blog Flagellum. Impulsando la compresión de la ciencia, que gestiona el excelente divulgador Ramón Andrade (@3dciencia).

 

Bernardo Herradón
CSIC

La ciencia en TVE

En el siguiente video hay una tertulia sobre ciencia en el programa “La noche en 24 horas“, del Canal 24 Horas (TVE) en la que participé. En la tertulia también estuvieron América Valenzuela y Sergio Martín. Hablamos del grafeno, de los premios IgNobel y de la bioquímica de la cebolla. Y se mencionaron a científicos importantes como Pasteur, Geim y Novoselov. Hay que agradecer que TVE dedique 12 minutos a la ciencia en horario de alta audiencia.

Aprovechando la “presencia” de Pasteur en este post, en las siguientes 4 imágenes destaco algunos aspectos de su biografía y sus aportaciones a la química y la biología; con algunas de sus frases que más me gustan.

 

Bernardo Herradón
CSIC

La incultura científica de los políticos: Cristina Fernández de Kirchner.

Este vídeo no tiene desperdicio. La presidenta de un estado importante se mete en camisa de once varas y encuentra dificultades insalvables para decir palabras tan difíciles como “triglicérido”, “liofilización”, “triptófano” o “anticuerpo monoclonal”.

Uno se rie viéndolo, pero es muy triste el nulo nivel cultural-científico de los dirigentes políticos (de tood el mundo). ¡Y en España quitan “Ciencia para un Mundo Contemporáneo” de los programas de bachillerato y nos ponen la “Religión (católica, por supuesto)” como materia evaluable, con el mismo valor que las “Matemáticas” o la “Lengua”!

 

 

 

Nota: Este vídeo me ha llegado a través de  Álvaro Martínez del Pozo (UCM).

 

 

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Materiales y energía: retos y oportunidades.

La próxima sesión del curso de divulgación “Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad” tendrá lugar el próximo jueves 24 de enero, a las 18:00 en el salón de actos del edificio del CSIC en Serrano 113. La conferencia será impartida por el profesor Emilio Morán, de la UCM, y tratará sobre Materiales y energía: retos y oportunidades.

Bernardo Herradón García
CSIC

b.herradon@csic.es

La ciencia en el teatro: el juicio de Dayton.

 

Ayer asistí a la representación de la obra El juicio de Dayton, en el teatro La cuarta pared en Madrid. Fue una recomendación de Carlos Elías, amigo, químico y catedrático de periodismo de la Universidad Carlos III. La recomendación de Carlos fue muy acertada. La obra es excelente: el texto, la interpretación de los 8 actores participantes (algunos con 3 y 4 papeles), la puesta en escena y la dirección escénica. Después de la obra, los espectadores fuimos invitados a un vino de La Ribera del Duero (patrocinadores de la obra) en la que pudimos charlar con los actores y el director.

La obra ha sido realizada por azar teatro, una compañia de Valladolid que representa obras de muy diversa índole por toda España. Como me comentó César Martín, uno de los actores, el texto de la obra ha sido adaptado a partir de informaciones de la época y de la película Inherit the wind de Stanley Kramer, interpretada por Spencer Tracy, Gene Kelly y Frederick March; estrenada en 1960 en Estados Unidos y prohibida en su momento en España (como era de esperar en la España franquista).

La obra narra los hechos acaecidos en la pequeña localidad de Dayton (Alabama) en 1925; en la que John Scopes, un profesor de educación secundaria enseño la teoría de la evolución de Darwin a sus alumnos; violando una de las leyes del Estado de Tenessee, que prohibía la enseñanza de la teoria de la evolución; pues sólo se podía enseñar el creacionismo, o lo que lo que ahora se llama modernamente, el diseño inteligente. Esto de que los legisladores vayan en contra de la ciencia (motivado por motivos religiosos, pseudocientíficos o supersticiosos) no ha sido raro en los últimos siglos (en España lo hemos sufrido bastante), aunque el caso más famoso (junto con el de Dayton) fue la propuesta del Congreso del Estado de Indiana de establecer un valor exacto al número pi.

Aunque el juicio de Dayton se ha puesto como el origen en favor del movimiento evolucionista en Estados Unidos, éste fue un camino aún muy largo y tortuoso y hasta los años 1960s no se logró el reconocimiento de la evolución como motor de la creación de especies. Hay que recordar que la ley de Tenessee (Butler Act) perduró hasta 1967. Y de hecho, en los últimos años (especialmente durante los mandatos de Bush, Jr.) las teorías del creacionismo y de la evolución han tenido el mismo peso y categoría en muchos sitios de Estados Unidos.

La sinopsis de la obra de teatro se puede descargar aquí. Es una excelente reflexión sobre el pensamiento humano, confrontando el racionalismo de la ciencia con el fanatismo de la religión. Para evitar esta situación, mi recomendación es siempre la misma: MAS, MAS Y MAS…. CULTURA (CIENTÍFICA Y GENERAL).

En definitiva, un buen ejemplo de ciencia en el teatro (con connotaciones filosóficas-religiosas), lo mismo que otras obras ya comentadas en este blog, como Oxígeno (de Hoffmann y Djerassi), Estáis hechos unos elementos: Una historia de la tabla periódica (de Marchal) y Teatro de la química (de Pou).

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csis.es

 

Curso de divulgación: Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad.

El curso de divulgación “Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad” comenzará el próximo 10 de enero (jueves) a las 18:00.

La conferencia inaugural será a cargo de la profesora María Vallet-Regí con el título “¿Puede la química contribuir a reparar el cuerpo humano?

La profesora Vallet-Regí es uno de los científicos  mundiales más destacados en el área de biomateriales y nos va a explicar algunos de los avances más importantes y recientes en este área de investigación.

Todas las sesiones tendrán lugar en el salón de actos del edificio del CSIC en la calle Serrano 113. Es el edificio que está a la izquierda de la entrada principal del campus central del CSIC. Las líneas de autobuses 51 y 19 tienen paradas en la puerta del CSIC. La línea Circular de autobuses también tiene parada cercana (calle Joaquín Costa esquina a la calle Velázquez) y la estación de metro República Argentina está cerca de la sede central del CSIC. Tampoco está lejos la estación de metro de Avenida de América (salida Príncipe de Vergara).

El curso constará de 11 conferencias (los jueves entre el 10 de enero y el 21 de marzo) y dos mesas redondas (los lunes 4 de febrero y 4 de marzo). El programa y el calendario del curso se puede consultar en esta página web.  En la web Los Avances de la Química  se irá colgando información del curso y también se informará en esta página de Facebook  y en esta cuenta de Twitter.

El curso en gratuito y la asistencia es libre, se puede asiatir a las sesiones que se deseen. Las personas interesadas podrán tener un diploma de asistencia si asisten a un mínimo de ocho sesiones.

Para obtener más información contactar con b.herradon@csic.es

 

 

Bernardo Herradón
CSIC
b.herradon@csic.es

 

La ciencia en Aranda de Duero

Mañana, 21 de noviembre, a las 20:45 tendrá lugar la conferencia “¿Natural? ¿Sintético? ¡Todo es química!” en el Centro Cultural Caja de Burgos en Aranda de Duero.

 

Resumen de la conferencia “¿Natural? ¿Sintético

Una creencia habitual es asociar el término “natural” con algo bueno y saludable; y, además, este término es antitético con el  de “sintético” (como sinónimo de “artificial”, lo que no es absolutamente correcto), siendo éste sinónimo de malo e insalubre. Un error común es que los materiales sintéticos son objeto de la química; y esta errónea percepción perjudica la visibilidad social de la química.

En la conferencia se discutirán conceptos como “natural”, “sintético”, “artificial”, aplicados a nuestra vida cotidiana; y se aclararán  desde el punto de vista de la química, demostrando que no hay diferencia entre los términos.  Se expondrán ejemplos de aspectos beneficiosos y perjudiciales de sustancias químicas, ya sean naturales o sintéticas. Incluso se expondrán diversos ejemplos, en los que no es fácil distinguir el origen de una sustancia química y encontramos “sustancias naturales generadas artificialmente” o “sustancias sintéticas que imitan a las naturales” También se discutirá la importancia que los productos naturales han tenido en el desarrollo de la química, especialmente de la química orgánica, especialmente como fuente de inspiración y modelos en los que probar teorías químicas diversas, retos científicos para obtener productos naturales y análogos, y compuestos con actividad biológica interesante que pueden dar lugar al desarrollo de fármacos.

Algunas características de la química es que es “la ciencia que crea su propio objeto”, lo que permite obtener multitud de sustancias químicas que son alternativas eficaces a las sustancias de origen natural. Por otro lado, también podemos considerar que “la química es la ciencia de las cosas cotidianas”. Si analizamos todo lo que usamos a diario (utensilios del hogar, medicamentos y productos para cuidar nuestra salud, cosméticos, ropas, colorantes, materiales para producir energía o artículos para nuestro ocio o el deporte) está fabricado con moléculas o átomos. La química es la ciencia que estudia la estructura, preparación y propiedades de las moléculas y los átomos; por lo tanto, podemos decir que “todo lo cotidiano es química”.

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Ciencia variada en Novelda

Del 15 al 19 de octubre se celebrará en el Casino de Novelda la VI Semana de la Ciencia en la que cinco ponentes expondrán al público  novedades científicas que impactan en nuestra sociedad. Un año más, la Sociedad Cultural Casino de Novelda organiza la Semana de la Ciencia, un ciclo de conferencias que intenta poner en valor los avances y las grandes incógnitas de este mundo.

Los temas a tratar este año  son variados y abordarán  aspectos relacionados con los desastres naturales, enfermedades de impacto social (Alzheimer y enfermedades raras), nanociencia y química.

Los títulos y ponentes de las cinco conferencias son los siguientes:

Causas y consecuencias del accidente de Fukushima. Javier Sala Penalva, el lunes 15 de octubre.

Nanotecnología, y ¿esto qué es? Ricardo Mallavia Martín, el martes 16 de octubre.

Demencia de Alzheimer: Presente y futuro. Javier Sáez Valero, el miércoles 17 de octubre.

La química nos rodea. Bernardo Herradón García, el jueves 18 de octubre.

Las enfermedades raras. Susana Rodríguez Navarro, el viernes 19 de octubre.

Todas las conferencias tendrán lugar a las 20 h. en el Casino de Novelda y son de entrada libre.

 
 
Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

El teatro: una manera eficaz de divulgar ciencia. La tabla periódica en la Noche de los Investigadores.

El uso de los estilos literarios clásicos, como el teatro, el cuento y la novela, son iniciativas valiosas para divulgar la ciencia. Una de las iniciativas más interesantes de los últimos años es la obra de teatro Estáis hechos unos elementos: Una historia de la tabla periódica, escrita por Antonio Marchal, profesor de la Universidad de Jaén. Mañana (día 28 de septiembre) habrá una representación de la obra completa en el IES Beatriz Galindo, dentro de las actividades de la Noche de los Investigadores en Madrid, organizada por la ANQUE. La semana que viene habrá dos representaciones en formato reducido durante la fase final del concurso Ciencia en Acción.

La obra se estrenó el 25 de septiembre de 2011 coincidiendo con la Noche de los Investigadores, siendo un éxito, como lo recogieron los periódicos locales (http://diariodigital.ujaen.es/node/25933, ver imagen de la noticia más abajo). La obra de teatro constituyó una de las actividades más originales durante el Año Internacional de la Química.

(pulsando sobre la imagen, se puede visualizar en tamaño más grande)

La obra presenta, de manera divertida y amena, a quienes descubrieron algunos elementos químicos, cómo los descubrieron y cómo están presentes en la vida diaria. La puesta en escena en el estreno contó con la dirección de la actriz Noelia Rosa y la interpretación de los actores y actrices de los grupos de teatro universitarios jiennenses In Vitro y Mamadou.

La pasada edición de Anales de Química publicó un artículo de Antonio Marchal describiendo la génesis y el desarrollo de la obra. El artículo lo podéis descargar aquí.

 

 

 

 

Bernardo Herradón-García
CSIC
herradon@iqog.csic.es

Ciencia en la radio: A Hombros de Gigantes (RNE)

“A Hombros de Gigantes” es un programa de referencia en la cultura científica en España. En esta temporada, la nueva programación de RNE ha potenciado este magnífico programa dirigido por Manuel Seara Valero.

A partir de la próxima madrugada, comienza la nueva temporada. La emisión será de 00:00 a 2:00 de la madrugada de los lunes (madrugada del domingo al lunes, después de las noticias de medianoche), comenzando el 10 de septiembre (en unos minutos). Se emite simultáneamente en RNE (radio 1) y en RNE-5.

Continúan las secciones habituales: la entrevista al científico invitado, la colaboración del maestro JAL (José Antonio López Guerrero), biografñias de científicos (Nuria Martínez Medina), mujeres científicas (Eulalia Pérez Sedeño), información del CSIC, noticias científicas, la historia y curiosidades de la medicina (Pedro Gargantilla), la colaboración de la agencia SINC (FECYT).

Y a las secciones de siempre se añaden otras nuevas. Bernardo Herradón hablará todas las semanas de la ciencia que subyace en la vida cotidiana, Luis Miguel Ariza se ocupará de la magnífica pareja que forman el cine y la ciencia, Miriam Poncelas y Carmelo Martín se encargarán de recuperar auténticas joyas del Archivo Sonoro de RNE, etc, etc.

Esta noche participa  un invitado de excepción: Ginés Morata, investigador del CBM Severo Ochoa y Premio Príncipe de Asturias de Investigación.

Seguro que vamos a disfrutar mucho de la ciencia en la radio.

Los programas también se pueden escuchar y descargar de INTERNET (aquí).

Más información en Facebook.

Bernardo Herradón-García
CSIC
b.herradon@csic.es

 

Vocaciones científicas y los medios de comunicación (conferencia en la UCM)

Carlos Elías se licenció en Ciencias Químicas y en Periodismo en la Universidad de La Laguna, donde también se doctoró con Premio Extraordinario en Comprensión Pública de la Ciencia, campo donde se especializó, ya como investigador como postdoctoral, en la London School of Economics.
Previamente a su labor como profesor universitario, trabajó como químico, como profesor de la Enseñanza Secundaria Pública y, sobre todo, como periodista. En este oficio ha sido colaborador en el Suplemento Cultural de ABC, redactor de política de la Agencia Efe y responsable de Ciencia del diario El Mundo. Parte del trabajo en este periódico fue publicado en un libro titulado La Ciencia a través del periodismo (Nivola, 2003).
También es autor, entre otros, de los libros titulados Telebasura y Periodismo (Libertarias, 2004); Fundamentos de periodismo científico (Alianza Editorial, 2008) y La razón estrangulada. La crisis de la ciencia en la sociedad contemporánea (Debate/RandomHouseModadori, 2008). Esta última obra fue finalista del Premio Nacional de Ensayo y constituye un polémico libro que debería ser de obligada lectura para todos aquellos que se dedican, o se quieren dedicar, a la investigación científica.
http://www.sebbm.com/pdf/159/r159.pdf
En 2010 organizó en España la conferencia mundial Science in Society y la exposición sobre la historia de la Astronomía a través de sus libros en la Biblioteca Nacional. En 2012 obtuvo el Premio de Excelencia del Santander/Consejo Social de la Universidad Carlos III, en la modalidad de “joven investigador”.

Remitido por:
Álvaro Martínez del Pozo
Departamento de Bioquimica
Facultad de Quimica
Universidad Complutense
alvaro@solea.quim.ucm.es

Doctorados ‘Honoris Causa’ para Molina y Kroto y Simposio Internacional ‘La Química de Nuestro Tiempo’

El día 7 de junio de 2012 tendrá lugar el acto de investidura como Doctores Honoris Causa de los Profesores Mario Molina (premio Nobel de Química en 1995) y Harold Kroto (premio Nobel de Química en 1996) por la Universidad Complutense. Dicho acto tendrá lugar en la Sala de Grados de la Facultad de Medicina de la UCM a las 12:00.

La investigación del Prof. Molina ha sido clave en la explicación de la formación del “agujero de ozono” y la posterior prohibición de los CFCs. Por otro lado, el Prof. Kroto fue co-descubridor del fullereno, que ha tenido repercusiones trascendentales en la Química como molécula a partir del cual obtener nuevos materiales funcionales.

Profesor Mario Molina

Profesor Harold Kroto

 

Aprovechando su presencia en Madrid, los días 7 (por la tarde) y 8 la Fundación Areces en colaboración con la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales han organizado unas jornadas tituladas “La Química de Nuestro Tiempo”, cuyo programa se puede descargar aquí.

Las motivaciones y objetivos de dichas jornadas se resumen a continuación.

La Sociedad del Siglo XXI afronta numerosos retos sociales y económicos cuyas soluciones dependerán en gran manera en el desarrollo de nuevas tecnologías. Problemas tales como la generación de energías limpias requerirá nuevos materiales que permitan la fabricación de baterías ligeras y de gran capacidad, así como que puedan aumentar la eficiencia de las actuales células solares. Esto ha de lograrse con productos que sean baratos para que puedan competir con las energías tradicionales e implantarse en países en vías de desarrollo. Nuevos materiales serán también imprescindibles para lograr un transporte más eficaz, y para los nuevos desarrollos en electrónica, óptica y computación, donde la reducción de tamaño y el aumento de velocidad y precisión han de llevarse a límites impensables en el pasado siglo. Retos igual de formidables se presentan en el control de alimentos, donde será necesario desarrollar sensores más sensibles y específicos, así como procesos eficaces y baratos para su conservación. También en Medicina será preciso desarrollar fármacos más específicos y con menos efectos secundarios, así como métodos de análisis más sensibles que permitan la detección precoz de enfermedades. Es ya una preocupación general evitar el deterioro del Medio Ambiente, y por ello será preciso optimizar muchos de los procesos industriales existentes para reducir la producción de sustancias contaminantes.
Las soluciones científicas a estos problemas tienen un carácter interdisciplinar en los que habrá que combinar adecuadamente las contribuciones de la Física, la Química, la Biología, la Medicina y la Ingeniería. Sin embargo, por su capacidad para la síntesis de nuevos materiales y fármacos, así como para el desarrollo de métodos de análisis y el diseño de sensores, la Química realizará contribuciones clave en la solución de los retos mencionados. En estas jornadas investigadores de reconocido prestigio presentarán los avances más recientes y las perspectivas futuras en algunas de las áreas clave para el desarrollo de la Química en las próximas décadas.

Las jornadas tendrán lugar en el Salón de Actos de la Fundación Ramón Areces (c/ Vitruvio, 5. 28006 Madrid) y serán coordinadas por Miguel Ángel Alario, Presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

 

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Los peligros de la ignorancia científica

Hasta ahora he considerado a La Vanguardia como un periódico serio. Sin embargo, en los últimos tiempos están dando cobijo a una serie de personajes que propagan sus ideas pseudocientíficas en sus venerable páginas.

Lo último que me ha llegado, se publicó el pasado 30 de mayo. Una entrevista a un ¿divulgador? y ¿agricultor ecológico? que afirma “Estamos comiendo petróleo“.

Claro, leí el titular y pensé que la entrevista se la estaban haciendo a un microorganismo extremófilo, de esos raros que son capaces de comerse las porquerías que dejó el maldito Prestige (sí, ese; se acuerdan, el de “los hilitos” que dijo un tal M. Rajoy Brey) en nuestras costas gallegas; y que esa afirmación estaba dirigida a sus congérenes, y otras especies relacionadas, devoradoras de hidrocarburos.

Pero no es un bichito de esos que le gustan a mis amigos los (micro)biólogos. Al menos por la foto de la entrevista, no es un microorganismo; sino que es, aparentemente, un individuo de nuestra especie (homo ¿sapiens?). Bueno, pienso “ha sido una exageración del periodista que ha querido sacar un titular de una frase inocua del entrevistado“.

¡¡¡Pero no!!! Este tal señor agricultor ¿ecológico? y ¿divulgador? lo dice  en la entrevista. A continuación reproduzco literalmente la pregunta y la respuesta:

P.: Incluso hay productos, según explica usted, que… ¡llevan petróleo!
R.: Efectivamente. De hecho, algo más del 90% de los productos de síntesis química (insecticidas, herbicidas, todo lo que no son productos agroecológicos) provienen todos del petróleo. Sin saberlo, estamos comiendo petróleo. Evidentemente, te lo comes tan disgregado que no te lo parece, pero lo estás haciendo.

Como se ve, no hay lugar para la duda.

Y esa respuesta demuestra que este individuo es un profundo ignorante científico. Y que conste que lo de ignorante no es insulto, sino que es el significado del diccionario de la RAE para “el que no tiene noticia de algo“.

Y este señor agricultor ¿ecológico? tiene una profunda ignorancia de química. No voy a darle ninguna lección de química (que se compre un libro para aprender), sólo decirle que la química es la ciencia de la transformación de la materia y que cuando A se transforma en B; A y B son dos sustancias químicas distintas (como si fuesen dos letras distintas del alfabeto) y, por consiguiente, sus propiedades (químicas, físicas, biológicas, tecnológicas) son también distintas.

Le voy a poner un ejemplo sencillo, que usted, señor agricultor ¿ecológico? puede entender.

El hidrógeno es un gas, explosivo por más señas. Si respiramos hidrógeno, morimos, al menos asfixiados, aunque podríamos tener una muerte aún más cruenta.

El oxígeno es también un gas. Es esencial para nuestra vida; pero, eso sí, mezclado con otro gas (el nitrógeno) en una proporción aproximada de 4 a 1 (exactamente 78 a 21) formando el aire (el 1% restante es mezcla de otros gases). Aunque el oxígeno es fundamental para nuestra existencia, en estado puro es un veneno potente para el ser humano y si lo ingerimos puro y en cantidad, tendríamos una muerte segura, y además espectacular (más o menos como una falla valenciana).

Pero, ¿qué ocurre si mezclamos estos dos gases (hidrógeno y oxígeno) tan peligrosos? ¡Se forma agua! Un líquido, no tóxico y esencial para la vida. Una reacción química hace que dos gases extremadamente peligrosos se combinen dando lugar a un ¡líquido esencial para la vida!

Espero que este ejemplo aporte alguna luz a su ignorancia química y se dé cuenta de que una vez que un derivado del petróleo se transforma químicamente, las propiedades de lo que se obtiene no tiene nada que ver con el material de partida y, mucho menos con el petróleo que  antes de estos procesos se somete a una destilación para separar componentes.

Para su información, los compuestos químicos más sencillos que se encuentran en el petróleo son el metano y el etileno. El metano da poco juego en la preparación de sustancias químicas sintéticas; aunque sí para proporcionarnos energía, que este señor agricultor ¿ecológico? usará; pues no creo que se caliente con la madera de sus bosques o no encienda ni una bombilla en su casa.

El etileno es un material de partida importante para la industria química de la que el señor agricultor ¿ecológico? se beneficia; o ¿es que va desnudo por la vida o no usa un simple bolígrafo para escribir o un ordenador o un teléfono móvil? cuando enferma ¿qué toma?

Las interrogantes en agricultor ¿ecológico? no son un error de mi teclado. ¡No! Son intencionadas. No voy a entrar con discutir a los defensores de una cierta manera de cultivar los campos (para eso están Mulet o JAL); pero sí me molesta que se falsee la terminología. Agricultura ecológica es un oxímoron, pues desde el momento en que un campo se cultiva (es decir, se hace agricultura) se deja de hacer ecologismo al estar manipulado por la mano del hombre. Por lo tanto, la agricultura ecológica no existe.

Este hombre tiene una propuesta curiosa. Propone que todos debemos plantar un huerto (por ejemplo, de lechugas; aunque es más ambicioso y propone variedad de cultivo) en nuestros balcones y terrazas. Si  estáis interesado en esta ideas (no voy a entrar a valorarla para que no me dé un ataque de risa) u os preguntáis como se puede alimentar una familia con esta ¿abundante? cosecha, recomiendo leer la blanda entrevista.

Yo voy a seguir con lo mío: la QUÍMICA (¡con mayúsculas!) y por desgracia con la ignorancia del señor agricultor ¿ecológico?

Propone plantar huertos ecológicos en los balcones de las viviendas para de esta manera “no tener que comer petróleo”. Teniendo en cuenta el escaso conocimiento químico que este señor agricultor ¿ecológico? ha demostrado, no esperaba de él un mínimo conocimiento bioquímico.

Le digo a este señor agricultor ¿ecológico? que cuando coma la lechuga de su huerto (perdón, balcón) también está comiendo petróleo. Si este señor agricultor ¿ecológico? está leyendo este post se le quedarán los ojos como platos. “¿Comer petróleo? ¡¡¡Si todo es super-mega-ultra-ecológico!!!“, me responderá.

Si, señor agricultor ¿ecológico?, según su conocimiento de química, usted está comiendo petróleo cuando se come su lechuga. “¿Por qué?” Me preguntará el señor agricultor ¿ecológico?. La respuesta es sencilla. Usted se come la lechuga; principalmente está comiendo carbohidratos (y otras sustancias químicas) que se han sintetizado (sé que la palabra le horroriza, pero es verdad) por las células de la planta. Y usted me contestará “que todo es muy natural, muy eco y muy bio” Yo le contestaré “¿Y sabe usted de dónde procede el carbono de los carbohidratos de la lechuga que se está comiendo?” Teniendo en cuenta sus conocimientos de química, su respuesta será “No” y en ese momento yo le contestaré (con una media sonrisa) “Del CO2, también conocido como dióxido de carbono o anhídrido carbónico” Y este señor agricultor ¿ecológico? se echará a temblar, pues le he nombrado a una de sus bestias negras, el CO2. Y además, le digo que ese CO2 procede de la combustión de derivados de hidrocarburos en automóviles o centrales térmicas; es decir, del petróleo.

Por lo tanto, sintiéndolo mucho, señor agricultor ¿ecológico?; usted también come petróleo de su huerto (perdón, balcón). Sólo tiene una alternativa, no comer. Claro, así seguro que se muere pronto (eso sí, sin estar químicamente contaminado); o más fácil, no vuelva a exponer su ignorancia científica en los medios de comunicación.

Nota tras el post químico. Aunque he preferido centrarme en los aspectos químicos de la entrevista, ésta no tiene desperdicio. Como cuando dice que hay que cortar el cesped cuando la Luna esté en la constelación de Gémini (triste es que un periódico serio publique esto, que parece una broma) o como le gusta observar la actividad sexual de insectos en su huerto (perdón, balcón) o que, como ocurre con mucho iluminados, él conoce la planta que cura el cáncer (¿todos? ¿los más 300 tipos de enfermedad que se clasifican con el epígrafe cáncer?).

 

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Actividades científico-divulgativas en Extremadura

El próximo viernes día 18 de mayo, se celebrará la primera actividad de “Ciencia Exprés”. Esta actividad está promovida por José Antonio López-Guerrero (JAL), Elena Campos y Bernardo Herradón; y pretende llevar la ciencia a localidades españolas pequeñas. El programa del próximo día 18 se puede descargar aquí.

cartel-final_serradilla1

La actividad se completará con diversos actos científico-culturales como visitas al Parque Nacional de Monfragüe y al Puente de Alcántara, la ruta de los trilobites, y observaciones astronómicas; entre otras. El programa de actividades complementarias se puede descargar aquí.

 

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

.

Jornadas de la Ciencia en Almuñécar

El IES Al Ándalus de Almuñécar ha organizado unas jornadas científicas muy completas que incluyen exposiciones, conferencias, talleres, experimentos, concursos, cine científico y actividades en planetario. Se inaugurarán el 14 de mayo y se clausurarán el 25 de mayo. El programa completo lo podéis descargar aquí.

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Actividades de la RACEFyN

La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RACEFyN) ha programado dos conferencias sobre química y astrofísica para las próximas semanas. También organizan el ciclo de conferencias, de carácter divulgativo Ciencia para Todos, que ya celebra su octava edición. Este ciclo de conferencias se celebra cada jueves hasta el 28 de junio. Se puede encontrar información de cada una de estas actividades en las imágenes siguientes (pulsando sobre las imégenes s epuede aumentar su tamaño).

 

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es

Encuentro de vidas científicas

El Museo de Ciencia Eureka!ha organizado una actividad muy interesante para el próximo día 19 de marzo. La iniciativa se denomina Vidas Científicas.

La actividad va dirigida a estudiantes de 3º y 4º de ESO y de Bachillerato cuyo objetivo fundamental es ser punto de encuentro entre los estudiantes, acompañados por sus profesores, y diferentes profesionales que desarrollan su trabajo en distintos ámbitos relacionados con la Ciencia, la Tecnología y la Investigación. De esta manera, se pretende sensibilizar al alumnado propiciando un acercamiento real a la Ciencia y a la Investigación y mostrar a los estudiantes el amplio abanico de posibilidades y salidas laborales que existen una vez realizados sus estudios, así como el fomento de las vocaciones científicas.

Se pretende crear un espacio en el que los alumnos y alumnas puedan hablar, preguntar e intercambiar opiniones directamente con diversos profesionales relacionados con la Ciencia en sus diferentes ámbitos. De esta forma, los estudiantes  que quieran realizar estudios relacionados con las Ciencias podrán acercarse a un importante abanico de posibilidades laborales, preguntar dudas sobre lo que supone cursar determinados estudios, dificultades que conlleva, etc.

Más información y página web.

Bernardo Herradón García
CSIC
b.herradon@csic.es