Nature’s Building Blocks

Información bibliográfica:

Nature’s Building Blocks. An A-Z Guide to the Elements.

ISBN13: 9780198503408

ISBN10: 0198503407 Paperback, 560 pages

Sitio web

nature-building-blocks

Excelente libro con información sobre los elementos químicos: su historia, descubrimiento, presencia en la naturaleza, aplicaciones, curiosidades, etc. La ordenación es alfabética. Se puede usar como libro de apoyo a clases en secundaria y bachillerato, lectura de divulgación o libro de referencia.

La Noche de los Investigadores: Actividades de Química.

La Química estará presente en las actividades de la Noche de los Investigadores. En la Universidad de Alcalá se organizará la actividad «Pirotecnia y Química: luz, fuego, color y humo«, en la que se explicarán las reacciones químicas que producen energía y luz al quemar materiales pirotécnicos. Seguro que es una actividad expectacular, muy atractiva y que va a estar muy bien explicada.

El CSIC ha organizado un encuentro en el Real Jardín Botánico, en el que cinco investigadores del CSIC harán una breve exposición sobre su área de conocimiento. El evento estará conducido por José Antonio López Guerrero y estará animado por el grupo de jazz «Within Experimental Error«, que está formado por investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid. Los ponentes y los títulos de las ponencias son:

Alberto Casas (Instituto de Física Teórica): La materia y el universo: qué sabemos y qué ignoramos.

Luisa Lara (Instituto de Astrofísica de Andalucía): Planetas, satélites, vida ¿al alcance de nuestras manos?

Rosina López-Fandiño (Instituto de Investigación en Ciencia de los Alimentos): ¿Aspirinas o sardinas? La alimentación funcional.

Luis Miguel Martínez (Instituto de Neurociencias): El significado biológico del arte.

Bernardo Herradón (Instituto de Química Orgánica General): Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad.

Una copia  de la charla «Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad» se colgará el día 25 de septiembre en la página web «Los Avances de la Química«.  Un resumen se indica a continuación.

Resumen de la presentación «Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad»

La Química es la ciencia que estudia la materia y sus transformaciones. Todo lo que nos rodea es materia; por lo tanto, todo es Química. Desde un aspecto práctico, la Química proporciona la mayoría de las comodidades de nuestra vida cotidiana y todos los artilugios que usamos, incluso nosotros mismos, son Química. Los beneficios que proporciona son múltiples, contribuyendo a hacer nuestra vida más fácil, siendo la principal responsable de que la esperanza de vida del ser humano se haya duplicado en poco más de un siglo. A pesar de los múltiples beneficios, la palabra “química” va frecuentemente asociada a una connotación negativa. Así, es habitual escuchar “química” como antónimo de “natural”; siendo este adjetivo un término positivo, que indica salud y calidad, y el anterior un término negativo. Pero el aspecto más negativo es, sin duda, el hecho de que el adjetivo “química” está asociado frecuentemente al sustantivo “contaminación”. Puesto que todo lo que usamos es materia química, cuando lo dejamos de usar produce desechos químicos. La contaminación química ambiental es uno de los peajes de nuestra sociedad moderna. En este debate se expondrán ejemplos que ilustrarán los beneficios que la Química aporta a la humanidad. Se incidirá que también lo “natural” es Química y que no todo lo “natural” es beneficioso. Finalmente, se abordará el problema de la contaminación ambiental química, identificando las causas del problema y exponiendo las soluciones que la Química puede aportar.

La Química en la Noche de los Investigadores

Como supongo que todos sabéis, el próximo viernes día 24 de septiembre se va a celebrar la Noche de los Investigadores, que es una iniciativa europea que pretende acercar la Ciencia al ciudadano. Esta actividad ha sido explicada detalladamente por José Antonio López Guerrero en su blog.

La Química estará presente en las actividades de la Noche de los Investigadores. En la Universidad de Alcalá se organizará la actividad «Pirotecnia y Química: luz, fuego, color y humo«, en la que se explicarán las reacciones químicas que producen energía y luz al quemar materiales pirotécnicos. Seguro que es una actividad expectacular, muy atractiva y que va a estar muy bien explicada.

El CSIC ha organizado un encuentro en el Real Jardín Botánico, en el que cinco investigadores del CSIC harán una breve exposición sobre su área de conocimiento. El evento estará conducido por José Antonio López Guerrero y estará animado por el grupo de jazz «Within Experimental Error«, que está formado por investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid. Los ponentes y los títulos de las ponencias son:

Alberto Casas (Instituto de Física Teórica): La materia y el universo: qué sabemos y qué ignoramos.

Luisa Lara (Instituto de Astrofísica de Andalucía): Planetas, satélites, vida ¿al alcance de nuestras manos?

Rosina López-Fandiño (Instituto de Investigación en Ciencia de los Alimentos): ¿Aspirinas o sardinas? La alimentación funcional.

Luis Miguel Martínez (Instituto de Neurociencias): El significado biológico del arte.

Bernardo Herradón (Instituto de Química Orgánica General): Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad.

Una copia  de la charla «Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad» se colgará en la página web «Los Avances de la Química«.  Un resumen se indica a continuación.

Resumen de la presentación «Las dos caras de la Química: problemas medioambientales y beneficios para la Humanidad»

La Química es la ciencia que estudia la materia y sus transformaciones. Todo lo que nos rodea es materia; por lo tanto, todo es Química. Desde un aspecto práctico, la Química proporciona la mayoría de las comodidades de nuestra vida cotidiana y todos los artilugios que usamos, incluso nosotros mismos, son Química. Los beneficios que proporciona son múltiples, contribuyendo a hacer nuestra vida más fácil, siendo la principal responsable de que la esperanza de vida del ser humano se haya duplicado en poco más de un siglo. A pesar de los múltiples beneficios, la palabra “química” va frecuentemente asociada a una connotación negativa. Así, es habitual escuchar “química” como antónimo de “natural”; siendo este adjetivo un término positivo, que indica salud y calidad, y el anterior un término negativo. Pero el aspecto más negativo es, sin duda, el hecho de que el adjetivo “química” está asociado frecuentemente al sustantivo “contaminación”. Puesto que todo lo que usamos es materia química, cuando lo dejamos de usar produce desechos químicos. La contaminación química ambiental es uno de los peajes de nuestra sociedad moderna. En este debate se expondrán ejemplos que ilustrarán los beneficios que la Química aporta a la humanidad. Se incidirá que también lo “natural” es Química y que no todo lo “natural” es beneficioso. Finalmente, se abordará el problema de la contaminación ambiental química, identificando las causas del problema y exponiendo las soluciones que la Química puede aportar.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Centros de investigación de excelencia

La Ministra de Ciencia e Innovación ha anunciado hoy el  Programa de Investigación «Severo Ochoa» que otorgará la «acreditación de excelencia» por 5 años (renovables) a unidades de investigación. Este reconocimiento lleva añadido financiación extra (5 millones de euros por los 5 años, que se pueden usar para contratar científicos de talento), incentivos que faciliten el trabajo a los investigadores,  preferencia en el uso de instalaciones científicas singulares y facilidad de acceso a otras convocatorias competitivas (por ejempo, la contratación de científicos y tecnólogos). Aunque no se han avanzado demasiados detalles, sólo una nota de prensa resumen de un desayuno informativo, la medida parece atractiva.

Aunque en este blog he dado mi opinión sobre la «excelencia» científica a nivel individual o grupo (escasa en España, aunque lo que sí tenemos es una clase científica de nivel medio-alto, que hay que potenciar); pienso que una medida de este estilo, dónde se potencia el centro de investigación, puede ser beneficiosa, pues el trabajo sinérgico de varios buenos investigadores pueden crear algo mejor. Esta medida también podría servir para racionalizar el sistema científico español, quizás demasiado disperso en tareas muy diversas en el mismo centro y, por otro lado, con investigadores con intereses científicos similares pero dispersos geográficamente y  que, con iniciativas de este tipo, podrían aprovechar mejor los recursos agrupados que de manera «solitaria».

Ya tenemos centros de investigación que funcionan muy bien, como por ejemplo, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, el Centro de Regulación Genómica o el Instituto de Tecnología Química.

Ahora solo cabe esperar que las trabas administrativas no frenen el proyecto (por ejemplo, impidiendo la fácil contratación de investigadores o la movilidad de investigadores entre diversos centros) y que el proceso de selección sea lo más justo y transparente posible, sin que la solicitud suponga una carga excesiva de trabajo burocrático a los investigadores.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad (curso de divulgación)

El próximo día 30 de septiembre comenzará el curso de divulgación «Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad«, que se celebrará en la sede del Instituto de Química Orgánica General (CSIC). El curso constará  de 28 charlas, contando con la participación de destacados investigadores, profesores univesitarios, divulgadores científicos, docentes en secundaria y expertos en propiedad industrial. Como en la edición anterior, el curso está dirigido a todo tipo de públicos sin necesidad de conocimientos de Química. El objetivo del curso es que sepamos qué beneficios aporta la Química a la Sociedad, lo que incluso puede ser beneficioso para estudiantes de Ciencias Químicas o de bachillerato, que estudian la carrera (o que piensan estudiarla) sin se totalmente conscientes de la utilidad práctica de la Química. Pensamos que las charlas pueden ser útiles para profesores de educación secundaria y bachillerato, proporcionándoles material que pueden ser adecuados para preparar sus clases.  También somos conscientes de la situación actual de la Química (mala imagen social, problemas medioambientales, enseñanza de la Química, baja consideración de la investigación básica, falta de comunicación social de la Ciencia, etc.) y estos aspectos también serán tratados en el curso.

El cartel del curso y un triptico informativo se pueden descargar en formato PDF.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Productos Naturales bioactivos aislados de nuevas fuentes: Antibióticos del cerebro de insectos.

Científicos de la Escuela de Veterinaria de la Universidad de Nottingham han descrito, a través de una nota de prensa, el aislamiento de 9 compuestos con actividad bacteriana. Los resultados se presentarán en la Reunión de Otoño de la Society for General Microbiology. Supongo que en un futuro próximo, los investigdores darán más detalles de sus hallazgos, incluida la caracterización estructural de los compuestos. Estos resultados son típicos de una investigación moderna en la Química de Productos Naturales, dónde el aislamiento de los productos está guiada por la actividad biológica.

Las peculiaridades de esta investigación son:

1) Estos compuestos tienen actividad frente a SARM (Staphylococcus aureus resistente a meticilina, un antibiótico del grupo de las penicilinas) y E. Coli patógena, infecciones que no son fáciles de tratar

2) Se han aislado del cerebro de insectos, como langostas (acrídidos) y cucarachas.

Una de las áreas de investigación más activas en Química es en el de los productos naturales (metabolitos secundarios). La investigación en este área ha servido para hacer progresar aspectos fundamentales de la investigación química; tales como el desarrollo de métodos sensibles y fiables de aislamiento y caracterización estructural, proporciona herramientas útiles para la investigación bioquímica, y ha sido el motor de desarrollo de métodos y estrategias en síntesis orgánica (para obtener más cantidad de dichos productos naturales y, también, para proporcionar compuestos similares con utilidad en biomedicina). Por otro lado, desde el punto de vista práctico, han proporcionado compuestos con actividades biológicas muy diversas que han dado lugar a medicamentos para tratar diversas enfermedades. Recomiendo el libro Molecules that Changed the World para profundizar en este tema.

Sin embargo, las fuentes tradicionales (plantas terrestres y microorganismos más comunes) de productos naturales se están agotando, en el sentido de que ya no suministran compuestos con estructuras y bioactividades novedosas. Por esta razón, se están investigando otras fuentes, como organismos marinos o microorganismos más exóticos, que están proporcionando compuestos con estructuras y actividades biológicas interesantes. La investigación de metabolitos secundarios en insectos se ha centrado principalmente en el estudio de sus hormonas (Steroids 1992, 57, 649) y feromonas. El hallazgo de los científicos de Nottingham hará que los químicos de productos naturales “miren a los insectos con otros ojos”.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Congreso de Karlsruhe: 150 años.

Hoy se cumplen 150 años de la inauguración del Congreso de Karlsruhe, que marcó el comienzo de la Química moderna.

Antes del Congreso, la Química era un caos. Los químicos de la época (muchos de ellos brillantísimos con gran influencia en la historia de la ciencia) no se ponían de acuerdo sobre la existencia o no (y la distinción) entre átomo y molécula; había una enorme confusión entre peso atómico (asignando pesos atómicos distintos a los mismos elementos), peso molecular y peso equivalente; y no había acuerdo en la nomenclatura, formulación y símbolos químicos.

Para intentar debatir ideas y llegar a algún acuerdo sobre los aspectos indicados en el párrafo anterior, Kekulé, Wurtz y Weltzien convocaron un congreso para los días 3, 4 y 5 de septiembre de 1860 en la ciudad alemana de Karlsruhe. Se invitó a todos los químicos del mundo y el Congreso tuvo una gran asistencia, con 127 participantes de 12 países (un español, el profesor Ramon Torres, de la universidad central de Madrid), la mayoría (126) de países europeos y un mexicano (Posselt). Algunos de los químicos más destacados asistieron, entre los que cabe citar a Bunsen, Baeyer, Erlenmeyer, Hoffmann, Meyer, Frankland, Kekulé, Dumas, Wurtz, Crum Brown, Borodin (el famoso músico, también profesor de Química) y Wislicenus. Al congreso también asistieron dos jóvenes químicos, Cannizzaro (1826-1910) y Mendeleev (1834-1907). Uno de ellos (Cannizzaro) tuvo una influencia enorme en el desarrollo del Congreso; y el otro (Mendeleev) recibió inspiración fundamental para desarrollar la Tabla Periódica de los Elementos Químicos (1869).

Stanislao Cannizzaro, basándose en la hipótesis de Avogadro, había elaborado un documento (adaptado a partir de uno escrito en 1858, Sunto di un corso di Filosofia Chimica)  explicando las diferencias entre átomo y molécula; así como en las distinciones entre pesos atómicos y moleculares, proponiendo pesos atómicos a los elementos basándose en los datos experimentales conocidos. De esta manera se empezó a resolver muchos problemas de composición de los compuestos químicos (por ejemplo, en aquella época, la fórmula del agua podía ser H2O ó H2O2). Cannizzaro con sus intervenciones en el Congreso y con la distribución del  documento  a los participantes, contribuyó a «poner orden» en la Química.

A partir del Congreso de Karlsruhe empezó la sistematización de la Química. Se distinguió entre átomo y molécula, se asignaron pesos (masas) atómicos y moleculares aceptados por la comunidad química, se reconoció que ciertos elementos químicos eran diatómicos, se adoptaron fórmulas que representasen mejor los compuestos químicos (a propuesta de Kekulé), se profundizó en el concepto de valencia (a partir de los estudios de Frankland).

También, el Congreso de Karlsruhe fue el punto de partida para la organización regular de congresos de Química y para la consolidación de las sociedades químicas nacionales e internacionales que dieron lugar a la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada) en 1919.

Espero que el año 2011, Año Internacional de la Química, suponga un revulsivo como lo fue el año 1860; quizás no tanto en el plano científico, sino en el de la influencia de la Química en la sociedad.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

La Química en peligro ¿Podremos salvarla? Los científicos y la divulgación

Charla divulgativa

La Química en peligro ¿Podremos salvarla? Los científicos y la divulgación

Ponente: Dr. Bernardo Herradón García (IQOG-CSIC)

Lugar:  Salón de actos de la facultad de Farmacia de la Universidad San Pablo-CEU, Campus de Montepríncipe, Madrid

Horario: 30 de junio de 2009, 11:30

Reseña de la conferencia

Cultura científica y cultura democrática. El fomento de la divulgación científica desde los organismos públicos de investigación

Curso

Cultura científica y cultura democrática. El fomento de la divulgación científica desde los organismos públicos de investigación

Directora: Dra. Pilar Tigeras (CSIC)

Lugar: Universidad Internacional Menéndez Pelayo

Fecha: 13 y 14 de julio de 2009

Información: http://www.csic.es/detalle_actividad.do?idActividad=2208

UIMP_Curso_Cultura_Cientifica

Otra vez los índices de impacto y su significado

En este blog he insistido en el hecho de que ya no se evalúa la ciencia por lo que se publica, si no dónde se publica y nos limitamos a «sumar» o «promediar» índices de impacto (Impact Factor, IF) de las revistas en las que se publica en vez de valorar el artículo individualmente. También he insistido en que los IFs se usan «alegremente», muchas veces sin conocer su significado real.

Hoy traigo a esta página un ejemplo espectacular que nos tiene que hacer reflexionar sobre el valor que puede tener el IF de las publicaciones científicas.

Se acaba de publicar el IF correspondiente a los artículos publicados en 2008. Y hay un cambio espectacular. La revista Acta Crystallographica Section A (Foundations of Crystallography) ha aumentado su IF en casi 25 veces, pasado de un digno 2’05  a un espectacular 49’93. ¿Por qué ha sido esto? ¿Ha aumentado la calidad de los artículos publicado? ¿Ha aumentado la exigencia del editor?

NO. La razón es que se ha publicado un artículo excelente y que toda la comunidad cristalográfica llevaba años esperando: A short history of SHELX por George M. Sheldrick, el «inventor» del programa SHELX, que es la herramienta computacional fundamental para refinar estructuras cristalográficas. Este artículo ha sido citado 6653 veces (a 25 de junio de 2010), con casi 6000 citas entre 2008 y 2009.

El segundo artículo más citado de Acta Crystallographica Section A ha sido citado 31 veces, el 10º más citado, 11 veces; hay 17 artículos que han sido citado 2 o una vez y hay 19 artículos que no han sido citados (de un total de 72 artículos publicados en 2008).

Como ya he pedido en este blog, leamos las publicaciones y veamos cuanto se ha citado cada artículo individualmente; especialmente, cuando tengamo que evaluar CVs para plazas, contratos, etc. Si seguimos teniendo en cuenta solo el índice de impacto de las revista, cometeremos injusticias. Si no cambiamos el sistema, solo me queda felicitar a los que hayan publicado en 2008 en Acta Crystallographica Section A, pues tendrán artículos con un IF de casi 50, aunque nunca haya sido citado.

P. D.: Por cierto, os habréis fijado que, sin cambiar prácticamente, la revista ha pasado de ser casi despreciada por los que solo publican por índice de impacto a ser una revista «excelente».

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Avances en química básica: la dinámica de las reacciones químicas.

En la edición de la revista Nature del 10 de junio de 2010, se ha publicado un artículo describiendo la reacción de fotoionización de la molécula de hidrógeno. Este estudio ha  combinado una aproximación experimental y computacional para describir con precisión el movimiento de los electrones en una reacción química. Para ello se han usado pulsos láser ultravioleta, de duración de 300-400 atosegundos, para promover la ionización de las moléculas de hidrógeno (H2) y de deuterio (D2). El artículo es una aportación muy importante al área de la dinámica química y es el fruto de la colaboración  de 9 grupos internacionales, entre ellos, el de Fernando Martín del Departamento de Química de la Universidad Autónoma de Madrid. El profesor Martín explicó la investigación en una entrevista en A Hombros de Gigantes.

Continuar leyendo

Sobre las publicaciones científicas

En la edición de The Scientist del 14 de junio de 2010, se ha publicado el artículo Is Peer Review Broken?, dónde se analiza el hecho del gran número de artículos rechazados por las revistas punteras (del área de Biología, pero extrapolable a otras Ciencias), y lo que esto significa y provoca.

En ese artículo se ctan una declaraciones muy interesantes de Peter Lawrence. Lawrence es un biólogo del desarrollo de gran y merecido pretigio y curriculm espectacular (premio Prínipe de Asturias en 2007). Lawrence comenta que sus, aproximadamente, primeros 70 artículos se publicaron en las revistas a las que se enviaron originalmente. De pronto, esto cambió.

Como el redactor de la revista lo explica mejor que yo, reproduzco a continuación el párrafo en el que Lawrence cuenta que pasó después:

«Lawrence, based at the MRC Laboratory of Molecular Biology at Cambridge, UK, says his earlier papers were always published because he and his colleagues first submitted them to the journals they believed were most appropriate for the work. Now, because of the intense pressure to get into a handful of top journals, instead of sending less-than-groundbreaking work to second- or third-tier journals, more scientists are first sending their work to elite publications, where they often clearly don’t belong»

Los que seguís este blog, sabéis que soy un poco ingenuo en ciertas apreciaciones relacionadas con la Ciencia y lo que la rodean (ver por ejemplo, mi artículo sobre las revistas científicas y su impacto).

Una de mis ingenuidades es la creencia de que había que publicar nuestra investigación para que les lleguen a nuestros colegas con intereses parecidos al nuestro (si trabajas en Química orgánica, publica en las revistas de más difusión del área o en revistas de Química general, pues son las que leerán tus colegas). Sin embargo, hoy en día todo el mundo intenta publicar en revistas del mayor índice de impacto, IF, (cuando a veces no se sabe lo que significa realmente este índice); y hay áreas dónde la dispersión de valores en los índices de impacto es ridícula y coyuntural (¿recordamos el ejemplo del Journal of Electroanalytical Chemistry y la fusión fría? ¿o los casos de revistas con alto índices de impacto debido a que publican revisiones junto a artículos originales?).

¿Por qué está ocurriendo esto? La respuesta es sencilla: asumimos que nadie lee nada y sólo se suma el índice de impacto de la revista en la que se ha publicado (esto sirve para conseguir contratos o proyectos). Esto es muy triste cuando todo el mundo desde su casa y un ADSL puede disponer de casi todos los artículos científicos del mundo a un toque de teclado; y puede leer y valorar un artículo científico. Estamos creando una burbuja científica; «estamos confundiendo valor y precio«, y como dijo Machado, esto es de necios.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

El «auge» de la divulgación científica

Estos días se está celebrando la Feria del libro de Madrid, que aparte de su indudable transfondo comercial, también se aprovecha para organizar algún acto cultural. En este contexto, se han organizado actividades relacionadas con la cultura científica.

El pasado 31 de mayo, el CSIC y la editorial La Catarata presentaron las últimas novedades de la colección ¿Qué sabemos de?, que tratan de diversos temas: «Titán», «Los neandertales», «El calamar gigante» y «Los peligros de INTERNET».

Esta colección de libros es una iniciativa muy interesante de editar libros de divulgación escritos por investigadores españoles sobre una variedad de temas. Los libros son muy baratos y escritos en un estilo muy ameno. ¡Altamente recomendable!

El pasado sábado 5 de mayo, la editorial Hélice organizó un acto en el que, con motivo de la presentación de algunas novedades bibliográficas, se estableció un debate sobre Cultura Científica. El acto tuvo la participación de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) que presentó su web, que tiene numeroso material educativo y divulgativo, y que  recomiendo que visitéis.

El coloquio, moderado por Manuel Seara Valero, contó con la participación de la periodista Lorena Cabeza; los investigadores, profesores y autores de libros de divulgación José Antonio López-Guerreo (UAM), Gemma Rodríguez-Tarduchy (Instituto de Investigaciones Biomédicas-CSIC-UAM), José María Valpuesta (Centro Nacional de Biotecnología); y los investigadores y miembros del comité de Divulgación de la SEBBM, Isabel Varela-Nieto (IIB-CSIC-UAM) y Álvaro Martínez del Pozo (UCM). Se plantearon asuntos interesantes; algunos de ellos habituales en este tipo de reuniones, dónde la mayoría de los presentes estamos de acuerdo con la necesidad de divulgar . Así, discutimos sobre:

a) ¿Es necesaria la divulgación científica?

b) ¿Quién debe divulgar?

c) ¿Están bien valoradas las actividades de Cultura Científica?

Aunque la mayoría de los allí presentes estamos convencidos de la necesidad y utilidad de esta actividad,  personas del público, alejadas del mundo científico, hicieron  comentarios sobre los que merece la pena reflexionar. Por un lado, nos acusaban (en mi opinión con bastante razón) de vivir en una torre de marfil y que los ciudadanos no se enteran de qué hacen los científicos. Otra intervención también muy acertada fue que si se considera que la cultura y la divulgación científica son necesarias, ¿por qué no hay asignaturas de la materia en las carreras científicas?

Este tipo de actividades son siempre interesantes y agradezco al CSIC, a la SEBBM, y  a las editoriales Hélice y La Catarata por promoverlas. Lo triste es que no parecen tener suficiente capacidad de convocatoria entre científicos y personas ajenas a la Ciencia. El papel de los científicos es fundamental en estas actividades. Cuando hablas con los científicos todos le dan valor, pero la realidad es que hay pocos científicos españoles que quieran divulgar o, ni siquiera, explicar su trabajo. Seguramente, que tienen razón (no voy a ser yo quién se la quite) al no dedicar esfuerzos y tiempo a una actividad que no está reconocida; POR ESO PIDO, POR FAVOR, A LOS CIENTÍFICOS QUE PIENSAN QUE NO HAY QUE DIVULGAR , QUE TAMBIÉN ASISTAN A ESTAS REUNIONES Y DEN SU OPINIÓN.

Aparentemente, la divulgación científica interesa a la población. Un artículo del 4 de junio en El Cultural indicaba que las ventas de los libros de divulgación científica han aumentado un 20% en el último año. Por otro lado, revistas de divulgación como Quo y Muy Interesante tienen ventas altísimas, al nivel de los diarios deportivos Marca y As. Esta situación tendría que hacernos sentir optimistas a los científicos implicados en actividdaes de cultura científica. Sin embargo, quiero hacer algunas reflexiones/preguntas:

1) ¿Están los libros de paraciencia (por ejemplo, Iker Jiménez, entre otros) incluidos en las ventas de libros de divulgación?

2) ¿Comprar libros equivale a leerlos?

3) Los periódicos deportivos Marca y As se leen mucho en España y, en consecuencia, cada español es un seleccionador de fútbol en potencia o se cree capaz de analizar la final Lakers-Celtics de la NBA. Haciendo el símil, si Quo y Muy Interesante se leen tanto como Marca y As, entonces (casi) todos los españoles deberíamos ser capaces de entender y hablar de transgénicos, energía nuclear, contaminación ambiental, nuevos medicamentos, evolución, teoría de la relatividad, segunda ley de la termodinámica, entre otros temas. ¿Podemos?

Dejo las preguntas en el aire.

En cualquier caso, visitando las casetas de la feria del libro o repasando los estantes de las librerías, encontramos muchos títulos de buenos libros de divulgación científica, muchos de ellos traducciones de obras de autores extranjeros, pero recientemente se han empezado a publicar libros de españoles.

En los libros de divulgación científica hay dos áreas que destacan: la biología y todas sus ramificaciones (desde la biomedicina a la evolución) y las matemáticas. El éxito de la divulgación en biología está relacionado porque trata un tema fundamental (la vida) y porque está de moda (¿tratamiento esn series de televisión y medios de comunicación?).

Llama la atención el «éxito» de los libros de divulgación en matemáticas. Hay libros excelentes (que comentaré en un próximo artículo). Quizás este auge de la divulgación matemática le debe mucho a Martin Gardner,  que falleció el pasado 22 de mayo a los 95 años de edad. Aunque Gardner no era matemático de formación (licenciatura en filosofía y periodista), en 1956 comenzó una sección en Scientific American sobre acertijos matemáticos que se mantuvo durante casi 30 años, que llegó a ser legendaria y despertó la curiosidad matamática de generaciones de personas. Estos pasatiempos matemáticos, con detalladas explicaciones divulgativas y didácticas, se ha publicado en diversos libros, muchos de ellos traducidos al castellano. Descanse en paz este gran divulgador científico.

Independientemente del modo, casi simepre es positivo que se hable de ciencia.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

La feria del libro, la divulgación científica y el recuerdo de Martin Gardner

Estos días se está celebrando la Feria del libro de Madrid, que aparte de su indudable transfondo comercial, también se aprovecha para organizar algún acto cultural. En este contexto, se han organizado actividades relacionadas con la cultura científica.

El pasado 31 de mayo, el CSIC y la editorial La Catarata presentaron las últimas novedades de la colección ¿Qué sabemos de?, que tratan de diversos temas: «Titán», «Los neandertales», «El calamar gigante» y «Los peligros de INTERNET».

Esta colección de libros es una iniciativa muy interesante de editar libros de divulgación escritos por investigadores españoles sobre una variedad de temas. Los libros son muy baratos y escritos en un estilo muy ameno. ¡Altamente recomendable!

El pasado sábado 5 de mayo, la editorial Hélice organizó un acto en el que, con motivo de la presentación de algunas novedades bibliográficas, se estableció un debate sobre Cultura Científica. El acto tuvo la participación de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) que presentó su web, que tiene numeroso material educativo y divulgativo, y que  recomiendo que visitéis.

El coloquio, moderado por Manuel Seara Valero, contó con la participación de la periodista Lorena Cabeza; los investigadores, profesores y autores de libros de divulgación José Antonio López-Guerreo (UAM), Gemma Rodríguez-Tarduchy (Instituto de Investigaciones Biomédicas-CSIC-UAM), José María Valpuesta (Centro Nacional de Biotecnología); y los investigadores y miembros del comité de Divulgación de la SEBBM, Isabel Varela-Nieto (IIB-CSIC-UAM) y Álvaro Martínez del Pozo (UCM). Se plantearon asuntos interesantes; algunos de ellos habituales en este tipo de reuniones, dónde la mayoría de los presentes estamos de acuerdo con la necesidad de divulgar . Así, discutimos sobre:

a) ¿Es necesaria la divulgación científica?

b) ¿Quién debe divulgar?

c) ¿Están bien valoradas las actividades de Cultura Científica?

Aunque la mayoría de los allí presentes estamos convencidos de la necesidad y utilidad de esta actividad,  personas del público, alejadas del mundo científico, hicieron  comentarios sobre los que merece la pena reflexionar. Por un lado, nos acusaban (en mi opinión con bastante razón) de vivir en una torre de marfil y que los ciudadanos no se enteran de qué hacen los científicos. Otra intervención también muy acertada fue que si se considera que la cultura y la divulgación científica son necesarias, ¿por qué no hay asignaturas de la materia en las carreras científicas?

Este tipo de actividades son siempre interesantes y agradezco al CSIC, a la SEBBM, y  a las editoriales Hélice y La Catarata por promoverlas. Lo triste es que no parecen tener suficiente capacidad de convocatoria entre científicos y personas ajenas a la Ciencia. El papel de los científicos es fundamental en estas actividades. Cuando hablas con los científicos todos le dan valor, pero la realidad es que hay pocos científicos españoles que quieran divulgar o, ni siquiera, explicar su trabajo. Seguramente, que tienen razón (no voy a ser yo quién se la quite) al no dedicar esfuerzos y tiempo a una actividad que no está reconocida; POR ESO PIDO, POR FAVOR, A LOS CIENTÍFICOS QUE PIENSAN QUE NO HAY QUE DIVULGAR , QUE TAMBIÉN ASISTAN A ESTAS REUNIONES Y DEN SU OPINIÓN.

Aparentemente, la divulgación científica interesa a la población. Un artículo del 4 de junio en El Cultural indicaba que las ventas de los libros de divulgación científica han aumentado un 20% en el último año. Por otro lado, revistas de divulgación como Quo y Muy Interesante tienen ventas altísimas, al nivel de los diarios deportivos Marca y As. Esta situación tendría que hacernos sentir optimistas a los científicos implicados en actividdaes de cultura científica. Sin embargo, quiero hacer algunas reflexiones/preguntas:

1) ¿Están los libros de paraciencia (por ejemplo, Iker Jiménez, entre otros) incluidos en las ventas de libros de divulgación?

2) ¿Comprar libros equivale a leerlos?

3) Los periódicos deportivos Marca y As se leen mucho en España y, en consecuencia, cada español es un seleccionador de fútbol en potencia o se cree capaz de analizar la final Lakers-Celtics de la NBA. Haciendo el símil, si Quo y Muy Interesante se leen tanto como Marca y As, entonces (casi) todos los españoles deberíamos ser capaces de entender y hablar de transgénicos, energía nuclear, contaminación ambiental, nuevos medicamentos, evolución, teoría de la relatividad, segunda ley de la termodinámica, entre otros temas. ¿Podemos?

Dejo las preguntas en el aire.

En cualquier caso, visitando las casetas de la feria del libro o repasando los estantes de las librerías, encontramos muchos títulos de buenos libros de divulgación científica, muchos de ellos traducciones de obras de autores extranjeros, pero recientemente se han empezado a publicar libros de españoles.

En los libros de divulgación científica hay dos áreas que destacan: la biología y todas sus ramificaciones (desde la biomedicina a la evolución) y las matemáticas. El éxito de la divulgación en biología está relacionado porque trata un tema fundamental (la vida) y porque está de moda (¿tratamiento esn series de televisión y medios de comunicación?).

Llama la atención el «éxito» de los libros de divulgación en matemáticas. Hay libros excelentes (que comentaré en un próximo artículo). Quizás este auge de la divulgación matemática le debe mucho a Martin Gardner,  que falleció el pasado 22 de mayo a los 95 años de edad. Aunque Gardner no era matemático de formación (licenciatura en filosofía y periodista), en 1956 comenzó una sección en Scientific American sobre acertijos matemáticos que se mantuvo durante casi 30 años, que llegó a ser legendaria y despertó la curiosidad matamática de generaciones de personas. Estos pasatiempos matemáticos, con detalladas explicaciones divulgativas y didácticas, se ha publicado en diversos libros, muchos de ellos traducidos al castellano. Descanse en paz este gran divulgador científico.

Independientemente del modo, casi simepre es positivo que se hable de ciencia.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Críticos y ciudadanos

Esta tarde en la sede central del CSIC se ha celebrado un acto reivindicando el derecho de los científicos y universitarios a participar en el debate público. Han intervenido en el acto los siguientes profesores e investigadores: Federico Mayor Zaragoza (Universidad Autónoma de Madrid, UAM), Francisco Fernández Buey (Universidad Pompeu Fabra), Jesús Ávila (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), Bernardo Herradón (CSIC), y Reyes Mate (CSIC). Jorge Riechmann (UAM) ha actuado como moderador. El acto ha sido organizado por Emilio Criado (CSIC) y Alicia Durán (CSIC).

Este acto ha sido la culminación de una iniciativa lanzada hace unas semanas y motivada por las injustas descalificaciones vertidas sobre destacados profesores universitarios, especialmente contra el profesor Carlos Berzosa, rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), por la celebración de un acto en la UCM reivindicando la memoria histórica y apoyando la actuación del juez Garzón.

Se ha publicado un manifiesto en INTERNET, que ha sido apoyado por más de 1000 personas. La dirección digital del diario EL PAIS ha publicado un artículo de opinión sobre el tema y el diario PÚBLICO también se ha hecho eco de la iniciativa; así como el blog «Un universo invisible bajo nuestros pies» en Madri+d y el blog «confidencias» en la Comunidad de EL PAíS.

Tras unas breves intervenciones de los ponentes, se pasó a un interesante turno de discusión, dónde los presentes (buena entrada, más de 150 personas) estábamos de acuerdo (lo que no podía ser de otra manera) en el derecho de los científicos y universitarios a intervenir en los debates públicos. Este es también un  deber  de los científicos como ciudadanos. También estamos de acuerdo en que tenemos que hacer esfuerzoa para implicar la participación de  todos los estamentos de la vida científica y académica, especialmente a los más jóvenes (por ejemplo, a través de las asociaciones de estudiantes universitarios y de la Federación de Jóvenes Investigadores). También concluimos que esta iniciativa  no debería terminar en ese acto, sino que debe ser el punto de partida para otras iniciativas en las que los universitarios y científicos participemos en el debate público. Por eso, es necesario mantener la página web «Críticos y Ciudadanos», e intentar difundirla convenientemente, a través de los canales de difusión adecuados, especialmente a través de blogs y otras actividades en INTERNET.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Comentarios sobre la situación actual de la Química

El pasado viernes, 28 de mayo, Manuel Seara Valero y José Antonio López Guerrero me entrevistaron en el programa «A Hombros de Gigantes» de RNE-Radio 5 para hablar de Química en sus diversos aspectos.

En sitios de interés de esta página web, figura el enlace a la página web del programa, dentro de los sitios recomendados en Divulgación Científica. Os recomiendo escuchar este programa, se emite los viernes de 22:00 a 23:00 en Radio 5 (RNE) y si no podéis escuchar el programa en directo, lo podéis hacer a través de su podcast. Ojalá haya más espacios en radio y televisión que se preocupen tanto por la Divulgación Científica com «A Hombros de Gigantes».

La entrevista dió para mucho y, aunque no pudimos tratar ningún tema en profundidad, hablamos de  numerosos aspectos de la situación de la Química, entre ellos:

a) La percepción social de la Química y del trabajo del químico.

b) La identidad histórica (entre la Física y la Biología)  de la Química a la actual (entre la Biomedicina y la Ciencia de los Materiales).

c) Aspectos medioambientales.

d) Producción de energía.

e) Venter, DNA y proteínas.

f) La Química y las Matemáticas.

g) La Química y las Ciencias jurídicas.

h) Generación y tratamiento de residuos en laboratorios académicos e industriales. Química verde y Química sostenible.

i) La Química y la Cultura Científica.

j) Año Internacional de la Química.

k) Aspectos educativos.

El audio de la entrevista lo podéis descargar aquí.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

La Química. Entrevista en «A Hombros de Gigantes»

El pasado viernes, 28 de mayo, Manuel Seara Valero y José Antonio López Guerrero me entrevistaron en el programa «A Hombros de Gigantes» de RNE-Radio 5 para hablar de Química en sus diversos aspectos.

En el lateral de este blog figura el enlace a la página web del programa, dentro de los sitios recomendados en Divulgación Científica. Os recomiendo escuchar este programa, se emite los viernes de 22:00 a 23:00 en Radio 5 (RNE) y si no podéis escuchar el programa en directo, lo podéis hacer a través de su podcast. Ojalá haya más espacios en radio y televisión que se preocupen tanto por la Divulgación Científica com «A Hombros de Gigantes».

La entrevista dió para mucho y, aunque no pudimos tratar ningún tema en profundidad, hablamos de  numerosos aspectos de la situación de la Química, entre ellos:

a) La percepción social de la Química y del trabajo del químico.

b) La identidad histórica (entre la Física y la Biología)  de la Química a la actual (entre la Biomedicina y la Ciencia de los Materiales).

c) Aspectos medioambientales.

d) Producción de energía.

e) Venter, DNA y proteínas.

f) La Química y las Matemáticas.

g) La Química y las Ciencias jurídicas.

h) Generación y tratamiento de residuos en laboratorios académicos e industriales. Química verde y Química sostenible.

i) La Química y la Cultura Científica.

j) Año Internacional de la Química.

k) Aspectos educativos.

El audio de la entrevista lo podéis descargar aquí.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

El proyecto de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación

El texto de la Ley de la Ciencia, la Tecmología y la Innovación (LCTI) aprobada en el Consejo de Ministros se puede descargar aquí. En un vistazo rápido al texto se observan mejoras respecto al anteproyecto distribuido en febrero. La LCTI tiene que pasar el trámite parlamentario, dónde esperemos que aún se pueda mejorar.

Continuar leyendo

Curso de Divulgación: Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad

La segunda edición del curso “Los Avances de la Química y su Impacto en la Sociedad“ comenzará el jueves 30 de septiembre de 2010. Se celebrará en las instalaciones del Instituto de Química Orgánica General del CSIC. La dirección es c/ Juan de la Cierva 3, Madrid (metro: República Argentina). El curso es gratuito y se entregará un diploma de asistencia al completar el 60% de asistencia a clase.

Continuar leyendo

La Ley de la Ciencia: la carrera científica

El  Consejo de Ministros del pasado 7 de mayo  ha aprobado la Ley de la Ciencia para remitir al Parlamento. He estado espearando que me llegue (de alguna de las diversas fuentes que normalmente envían información) el texto aprobado; pero no he recibido el texto aprobado en Consejo de Ministros y tampoco lo he encontrado en la página web del ministerio. He preguntado a algunos colegas y ellos tampoco lo conocen. Si alguno lo tiene, os agradecería que me lo enviáseis. Por lo tanto, lo que la comunidad científica conoce es el borrador que circuló hace casi tres meses.

La reseña del Consejo de Ministro indica dos cosas importantes (además de los 4 retos principales):

«El Gobierno, siempre con la voluntad de aprobarla con el mayor consenso posible, ha querido contar con las valoraciones de los colectivos implicados, agentes sociales, comunidad científica, comunidad universitaria, etcétera. El texto aprobado hoy incluye sugerencias adicionales de muchos de estos colectivos recogidas en las últimas semanas.»

«Incluye una carrera científica estable, predecible y basada en méritos, capaz de retener y atraer talento, y que facilita la movilidad de los investigadores; promueve la innovación y la transferencia de conocimiento al sector empresarial y a la sociedad y contempla la creación de una Agencia de financiación que garantizará una mayor eficiencia y eficacia del gasto público en I+D»

Estos comentarios implica que ha habido cambios sustanciales en el borrador de la ley o simplemente la interpretación del Gobierno es muy optimista.
Sobre la carrera científica y la Ley de la Ciencia, quiero hacer los siguientes comentarios:

1) Lo principal para poder investigar es el dinero disponible. Por lo tanto, para que se cumplan las buenas intenciones del Gobierno respecto a la Ley de la Ciencia, es necesario una inversión adecuada y continuada (ver post anterior)

2) Se anuncia que va a haber una «carrera científica estable, predecible y basada en méritos«. Con el texto de la Ley esto no está garantizado.

3) Uno de los grandes anuncios es que desaparecen las becas y pasan  a ser contratos. Esto es bueno desde un punto laboral, pero no hay que necesariamente unir  los derechos laborales con la existencia de un contrato o beca. En mi época ser becario de una cierta entidad de prestigio (Fullbright, FPU, etc…) era un mérito; y los becarios competíamos por estas becas. Ahora ese «mérito en el CV» se pierde. Por otro lado, el Gobierno destaca que la conversión de becas en contratos se contempla en pocos países. Teniendo en cuenta la posición de la Ciencia española en el contexto mundial (aunque seamos los 9º en producción, somos del grupo medio en calidad, innovación, impacto, transferencia al sector productivo, etc…), deberíamos plantearnos si esta es una medida acertada. Pueden existir perfectamente becas competitivas con derechos laborales plenos. Además, las becas están ligadas a un periodo de formación (como puede ser un doctorado) y este «sentido» se pierde con el contrato laboral. ¿Cómo consideramos la etapa predoctoral? ¿Es (principalmente) formación o profesión? Los grandes investigadores siempre consideran que se están formando y la etapa esencial en esa formación es la predoctoral.
4) Una vez acabada la tesis doctoral, los que aún tengan ánimo de seguir una carrera científica, tendrán que hacer una estancia postdoctoral. La Ley contempla la existencia de buenos contratos para doctores (con posibilidad de llegar a estar en plantilla), pero para llegar a optar a los mismos, es necesario tener bastante experiencia y curriculum. ¿Qué ocurrirá con los investigadores recién doctorados (los que ahora optan a  las JAE-Doc del CSIC o las FPU del MICINN o, incluso, las Juan de la Cierva)? La ley no contempla a este colectivo, que es el más amplio de la ciencia española. Espero que se subsane este «error». Solo se menciona la posibilidad de contratos por obra o servicio, que son contratos temporales unidos a la existencia de algún proyecto (habitualmente con la industria) y que se asignan al candidato más adecuado, generalmente relacionado con el grupo contratante (lo que es lógico, pues suelen ser para realizar alguna investigación muy concreta en la que el elegido ya tiene experiencia) y se tiene poco en cuenta los méritos científicos.
5) La Ley de la Ciencia   consagra el funcionariado. Esta situación es la peor para la evolución de un científico y, al final, todos queremos ser funcionarios para tener el trabajo estable para toda la vida; y en parte se pierde la motivación.
6) El gobierno anuncia que la carrera científica se basará en los méritos. De la Ley no se deduce ningún cambio en la situación actual, es decir, las comisiones (muchas veces los mismos año tras años) asignarán las becas, contratos, etc… Y lo tribunales de oposición asignarán lo puestos de funcionario. Como el miembro de un tribunal de oposición tiene la característica de ser infalible y sin ninguna responsabilidad, se seguirá eligiendo como hasta ahora, dónde hay bastante arbitrariedad. Por esta razón, también es malo el sistema de funcionariado. En los sitios mas avanzados del mundo se contrata a los investigadores y se les pide resultados para poder continuar. La contratación se hace a propuesta de una comisión y si la comisión se equivoca porque el elegido no cumple las expectativas, los miembros de la comisión tienen una responsabilidad, lo que no ocurre con el sistema de oposiciones y funcionariado.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

¿Qué queremos hacer con la Ciencia española?

En el diario Información se ha publicado un artículo de opinión que he escrito en colaboración con mis colegas José Luis Neira (Universidad de Elche), Rodrigo Carbajo (Centro de Investigación Principe Felipe) y José Manuel Pérez-Cañadillas (Instituto de Química Física Rocasolano, CSIC). El artículo lo podéis visualizar aquí.